Mundo

Masacre sacude a México

Ciudad de México - El presidente Andrés López Obrador llamó a los criminales a “abandonar las armas” luego que a la masacre de 13 policías en el estado de Michoacán, se añadiera ayer otra de 15 personas en Iguala, estado de Guerrero, ambas en la convulsionada región sur de México.

“No queremos enfrentamiento. Vuelvo a hacer un llamado a que se abandonen las armas. No queremos que resuelvan con la violencia los problemas”, afirmó desde Palacio Nacional. López Obrador calificó de “muy lamentable” el enfrentamiento en el que murieron 14 delincuentes y un militar durante un recorrido rutinario de vigilancia en Iguala, la misma ciudad donde desaparecieron 43 estudiantes el 26 de septiembre de 2014, pero reafirmó su determinación de “pacificar al país”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario