Política

Massot no es más jefe de bloque

La paliza del kirchnerismo en las PASO del domingo pasado generó las primeras reacciones del oficialismo en el Congreso. El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, aseguró ayer que el oficialismo tomó el resultado con “humildad y capacidad de entender el mensaje que mandó la gente que no nos votó”. También rectificó la sensación que dejó la conferencia de prensa que dio anteayer el jefe de Estado: “El discurso fue interpretado a contramano de eso, pero tuvimos una larga conversación y está preocupado y ocupado en entender el mensaje del pueblo”.

Al término de una reunión de la comisión de Justicia y Asuntos Penales del Senado (ver aparte), Pinedo señaló que “la democracia no es un juego de políticos, es el tema del pueblo, de la gente que busca una representación, así que tenemos que hacer el trabajo de escuchar a los que no nos votaron”.

Por otra parte, el legislador porteño -en diciembre termina su mandato- agregó: “Tenemos responsabilidad de gobierno. El resultado electoral ha generado una expectativa porque ha habido una ventaja importante de la oposición y eso ha generado efectos negativos en la economía, especialmente, en la devaluación del dólar, que impactó en la inflación. Como nosotros gobernamos, tenemos que tratar de que la devaluación impacte lo menos que pueda en los sectores más desprotegidos de la Argentina. En eso está el Gobierno”.

El senador también se refirió a las “importantes definiciones del candidato a presidente” del kirchnerismo, Alberto Fernández, “en el sentido de que la idea de ellos es cumplir con las obligaciones de la Argentina”, ya que “es importante que haya eliminado la posibilidad de cosas ridículas” y “que va a ser el primero en trabajar en el cumplimiento de los mandatos institucionales”.

Con respecto a la agenda futura del Congreso, y ante un clima espeso post PASO, Pinedo expresó que conversó con el jefe del PJ, Carlos Caserio, y con el líder de la bancada cristinista, Marcelo Fuentes. Luego, destacó: “Me comentaron que van a venir la semana que viene y vamos a ver si podemos construir una agenda seria y no conflictiva, para tratar de avanzar con temas en favor de la gente”.

En Diputados, el bloque PRO que ahora pasó a comandar Álvaro González -en reemplazo del “ahora en licencia”- Nicolás Massot -se fue a estudiar al exterior- se reunió al término de la tarde de ayer en el anexo de la Cámara baja, mientras que jerarcas radicales se juntaron a cenar anoche -al cierre de esta edición- para lamer heridas y posicionarse frente a los primeros movimientos y discursos de Macri.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario