Medidas de fuerza en Río Negro condicionan nueva oferta salarial

Edición Impresa

El frente gremial integrado por los sindicatos de docentes, estatales y judiciales de la provincia de Río Negro reclamó “una recomposición salarial que acompañe el proceso inflacionario”, en el marco de una jornada de protestas y retenciones de servicio.

En una conferencia de prensa, que incluyó una olla popular frente a la Casa de Gobierno en Viedma, la Unión de Trabajadores por la Educación de Río Negro (Unter), la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y el Sindicato de Trabajadores Judiciales rionegrino (Sitrajur) expresaron que esperan que el gobierno de Arabela Carreras mejore la última oferta salarial en la paritaria que fue convocada para mañana.

El último ofrecimiento del gobierno provincial -rechazado por los gremios- fue de una suma de $2.500 en julio, otra de $4.500 en agosto y un 7% remunerativo y bonificable en setiembre.

“Nos une el reclamo por un salario que nos permita vivir con dignidad a los estatales de la provincia de Río Negro”, dijo la secretaria de Unter, Sandra Schiseroni y agregó: “Queremos recuperar el porcentaje adquirido del poder adquisitivo que perdimos del primer semestre, no somos responsables de la deuda ni a nivel nacional ni provincial; no vamos a aceptar cifras lineales ni conceptos no remunerativos”.

Y agregó: “Estamos dispuestos a seguir en la calle reclamando por una propuesta acorde a lo que estamos pidiendo, si no es así vamos a seguir en la lucha”.

Dejá tu comentario