Finanzas

Mejoraron las condiciones financieras gracias al clima externo

El Índice de Condiciones Financieras (ICF) mejoró 16.2 puntos en febrero y marcó un registro positivo de 29.2 puntos, sin embargo, se ubica muy lejos de los máximos recientes de 70 puntos alcanzados a fines de 2017.

Durante 2018, las condiciones financieras fueron recortando todas las mejoras registradas durante la segunda mitad de 2016 y 2017.

El ICF se encuentra 20.9 puntos por debajo de un año atrás. Este deterioro anual se explica exclusivamente por una caída de 32.3 puntos en las condiciones locales, de la mano del aumento del riesgo país, la caída en el precio de las acciones y el aumento en la depreciación esperada y la tasa de interés, en tanto las condiciones externas ya marcan una mejora anual de 11.4 puntos, sobre todo por un abaratamiento de las coberturas en el mercado accionario de EEUU, mejoras en la liquidez global y menor volatilidad en acciones emergentes.

Hay que remontarse al año 2012, es decir, a los meses posteriores a la puesta en vigencia de los controles cambiarios, para encontrar deterioros anuales en las condiciones financieras de mayor magnitud.

Las condiciones financieras comenzaron el 2019 exhibiendo un repunte destacable y saliendo de la zona de estrés.

"Es importante que esta mejora se sostenga en el tiempo y las condiciones financieras puedan permanecer en zona de confort durante los próximos meses. La última vez que esto sucedió fue a partir de mediados de 2016 y unos meses después la actividad económica comenzó a crecer", destacaron desde el Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas.

Añadieron que "en efecto, la economía argentina siempre creció en forma sostenida cuando las condiciones financieras mejoraron y permanecieron en zona de confort por un lapso prolongado".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario