Economía

Melconian: "El país no tiene el capital para que venga un populista y lo reviente de nuevo"

El economista sostuvo que Argentina "está con un nivel de crecimiento estancado hace 10 años" y que el progreso y el éxito de Argentina implica poner en marcha el proceso de acumulación y luego el de distribución.

El extitular del Banco Nación, Carlos Melconian, hizo un diagnóstico de la economía y dio su mirada de cara a las elecciones presidenciales de 2019. En ese marco, sostuvo que el Gobierno “tiene la posibilidad de decirle a la gente cuál puede ser el punto de partida del 10 de diciembre de 2019 y a través de qué camino”.

En declaraciones a radio Mitre, el exfuncionario de Cambiemos afirmó que Argentina está con su nivel de crecimiento estancado hace diez años al tiempo que remarcó que “el país no tiene el capital para que venga un populista y lo reviente de nuevo”.

“Los populismos, para transformarse en populismos exitosos, tienen que tener previamente un período de acumulación que hoy Argentina no lo tiene porque está descapitalizado. El populismo que viene no tiene qué repartir”, enfatizó.

El fracaso económico este incluye no que no le llegó a la gente, sino que el país no está capitalizado como para que venga un populista y lo reviente de nuevo.

En ese sentido, agregó que “si querés distribuir subsidios tenés que tener energía, si querés distribuir subsisidos tenés que tener transporte, si querés liquidar al campo tenés que tener competitividad”.

En otro orden, Melconian explicó cuáles fueron los motivos por los cuales la economía sufrió una crisis con una devaluación del peso de casi el 100% en lo que va del 2018 y destacó que “se habían sobre vendido las expectativas subestimando la pesada herencia, aún en el mejor escenario”.

Los populismos, para transformarse en populismos exitosos, tienen que tener previamente un período de acumulación que hoy Argentina no lo tiene porque está descapitalizado. El populismo que viene no tiene qué repartir" (Carlos Melconian)

“La Argentina es un país que habitualmente se encarga de promover derechos, de poner un alto nivel de expectativas en la sociedad. Yo espero que vaya cambiando eso. Nunca está dicho cómo se financia ese alto nivel de expectativa, hay un choque permanente entre cómo vender esas expectativas y lo posible, sobre la base de que si no vendés sobre expectativas no te votan”, detalló.

Y concluyó al afirmar que “hay que tener cuidado con cómo se le van a vender expectativas a la gente ahora. Tenemos la enorme posibilidad de decirle a la gente cuál puede ser el punto de partida del 10 de diciembre de 2019 y decirle qué es posible. Pero señalar cómo esa posibilidad puede venir y a través de qué camino”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario