Edición Impresa

Mercado: pymes logran tasa del 35%

Las pequeñas y medianas empresas dejaron atrás un año para el olvido. La crisis desatada durante el 2018 las dejó prácticamente sin crédito. De acuerdo con datos del Banco Central el costo de descontar cheques en el sistema financiero, casi la única modalidad de crédito que quedó en pie, se ubicó en el 58,8% anual. Pero el mercado de valores le ofreció al sector alternativas 20 puntos más baratas.De acuerdo con datos del Mercado Argentino de Valores (MAV), especializado en instrumentos para las pymes, el año pasado el financiamiento por cheques de pago diferido trepó a $39.347 millones lo que representó un incremento del 107% respecto del 2017. La negociación de pagarés sumó $5.245 millones con una mejora del 137%, mientras que se ofreció financiación a través de Obligaciones Negociables Simples por $664 millones.El MAV informó que “las pymes lograron financiar su capital de trabajo a tasas del 35% anual descontando cheques de pago diferido”. De acuerdo con la entidad, durante el año pasado el mercado de valores permitió al segmento de las pequeñas y medianas obtener crédito “a tasas por debajo de la inflación”. La entidad precisó que las empresas pudieron financiar su capital de trabajo “a tasas nominal anual de 34%-35% en el segmento avalado y 40%-42% en el directo”.Solo en diciembre se negociaron en ese mercado cheques por $ 5.233 millones, la segunda cifra más alta del año luego del récord anual de octubre, cuando se transaron documentos por $5.431 millones.De acuerdo con estimaciones del MAV, el fondeo para pymes creció en 2018 el 112% a través de todos los instrumentos disponibles, respecto del registrado en el año anterior.El MAV agregó que “en 2018 la negociación de pagarés brindó financiamiento a tasas muy competitivas”. Al respecto precisó que por medio de esa herramienta “la tasa nominal anual en dólares fue del 9 a 10% y en pesos del 37-42%”.En tanto, la Comisión Nacional de Valores (CNV) ya reglamentó los mecanismos de negociación en el mercado de capitales para las Facturas de Crédito Electrónicas MiPyme que tendrán un espacio destacado entre los nuevos instrumentos enfocado al segmento de las empresas más chicas. Como se trata de documentos ejecutivos se espera que logren un espacio destacado junto a los cheques.Este año se comenzará por el sector automotriz y luego se irá extendiendo al resto de la economía. Constituya una fuerte apuesta del Ministerio de la Producción para el 2019.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario