Edición Impresa

Mercados atentos a los pesos que no se renovaron de Lebac

• EL BCRA INYECTÓ $120.765 MILLONES.
• RENOVÓ 25% DEL VENCIMIENTO, A UNA TASA DEL 49,99%
El Tesoro ofrece hoy dos letras alternativas en pesos a 91 días. Lecap y Lecer. Las dos, cupón cero, y vencen en febrero. Pero parte podría ir al dólar. Por Leb

Los mercados seguirán hoy con atención el destino de los $120.765 millones que el Banco Central liberó del languideciente stock de Lebac, luego del último mini-supermartes. Solo renovó 25% del vencimiento y pagó 49,9967% anual. Quedan para diciembre apenas los últimos $69.818 millones, que el Central cancelará antes de fin de año, tal como estaba previsto en el último acuerdo con el FMI.

Eso de ningún modo significa su extinción. Las Lebac vienen reencarnando en otras especies, las Leliq del BCRA y las diversas letras que el Tesoro volverá a ofrecer hoy a los inversores como alternativa para que sigan en moneda local. Ambas son a 91 días de plazo, con vencimiento el 22 de febrero de 2019, fecha incluida dentro de lo que podría llamarse la zona de pago garantizada por los desembolsos del Fondo.

Una es la Letra Capitalizable (Lecap), de características similares a las Lebac. Es en pesos y se amortiza totalmente a su vencimiento. Tiene un cupón que capitaliza mensualmente hasta la maduración. En esta oportunidad, el Tesoro ofrecerá una tasa de 4% mensual y analistas de Allaria Ledesma calcularon que si la colocación se realiza a $100 por cada 100 de valor nominal, la tasa efectiva resultante será de 49,91% anual.

El otro instrumento para tentar a los inversores es una letra, también a 91 días, y cupón cero (amortiza íntegramente a su vencimiento), pero en este caso ajustable por inflación, es decir, por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER).

Dos datos a tener en cuenta: estos títulos tienen buena liquidez, cotizan en mercados secundarios, y el stock en circulación supera los $240.000 millones.

En general, los observadores del mercado creen que el Tesoro no tendrá dificultad para neutralizar los fondos liberados, a través de estos otros instrumentos. "La mayor parte seguirá en pesos, parte en Lecap y parte en Lecer. Puede ser que una porción vaya a dólar, porque el tipo de cambio quedó cerca del piso de la banda (límite inferior de la zona de no intervención), pero no creo que vaya a mover el amperímetro", opinó un economista que alguna vez tuvo responsabilidades de gestión en política monetaria. Algunos, empero, se preguntaban si era oportuno liberar fondos en el actual contexto de mercados, donde los títulos públicos están cayendo (el Bonar 24 pasó 11% de rendimiento), el riesgo país volvió a encresparse a los 673 puntos, y los equities argentinos siguen perdiendo terreno, tanto en Buenos Aires como en Nueva York.

Sin embargo, la mayoría de los economistas que siguen al mercado, por el momento no lo ven como una amenaza. "No creo que (en Economía) vayan a tener dificultades para neutralizar con relativo éxito", dijo Fernando Camusso, de Rafaela Capital.

Aún a pesar de que, contra la inflación minorista, las Lebac hayan perdido 3,5% los últimos dos meses, de acuerdo al cálculo del economista Nery Persichini.

La demanda de dinero está creciendo, algo en que percibían en el BCRA -no tanto en el equipo técnico del FMI-, cuando el tipo de cambio se acercó al piso de la banda y podía haber comenzado la intervención compradora, emitiendo pesos y abriendo el camino para bajar las tasas de interés.

Sin embargo, el dólar ayer recuperó 25 centavos, para terminar en $36,18 en el circuito mayorista y $37,10 el billete Banco Nación, luego del trascendido de que el Central renovaría una mínima parte de los vencimientos de Lebac, y se conociera una nueva reducción en las tasas de interés en la licitación para renovar los vencimientos de Leliq. Aunque la divisa moderó la suba cuando apareció la exportación liquidando unos u$s50 millones en el tramo final de la rueda.

El BCRA colocó $93.325 millones, de los $111.981 que vencían, con una tasa de 62,12% anual de promedio. Esto dejará libres otros $18.000 millones.

Pero, finalmente, eso es todo juego de pizarrón. La verdad se verá hoy con los pesos en la cancha, cuando reabran los mercados.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora