Edición Impresa

Merval cayó 4,9% en febrero y acciones perdieron hasta 13,7%

Las acciones relacionadas con el sector petrolero finalizaron en terreno positivo gracias al aumento en el precio del crudo (+6,4%). Buen desempeño de bonos CER por mayor inflación esperada.

Las acciones finalizaron en febrero principalmente con pérdidas, en un contexto en el cual el S&P Merval bajó un 4,9%, en medio de una mayor volatilidad. El indicador se vio afectado, entre otras cuestiones, por una aceleración del dólar, que avanzó 4,9% en el mes y revirtió la caída de enero y por una política más contractiva por parte del Banco Central, con el objetivo de evitar movimientos bruscos del tipo de cambio. Todo esto luego de que el INDEC diera a conocer el mal dato de inflación de enero (2,9%) y de la mayor inflación esperada para los próximos meses por diversos aumentos de tarifas.

Entre las mayores pérdidas del mes se destacaron las acciones de los sectores financiero y energético, pese a los aumentos tarifarios anunciados por el oficialismo. El podio lo encabezaron Banco Francés (-13,7%), Distribuidora de Gas Cuyana (-12,3%) y Metrogas (-12,2%). Más abajo se ubicaron Supervielle (-11%), Grupo Financiero Galicia (-10,3%), Transportadora Gas del Sur (-8,6%), Banco Macro (-8,4%) e YPF (-8,3%), entre otros. Entre las subas se destacaron Tenaris (+12,4%), gracias al repunte en el precio del petróleo (+6,4%), Grupo Financiero Valores (+12,3%), Transportadora Gas del Norte (+5,8%) y Phoenix Global Resources (+3,8%), entre otros. En sintonía, Petrobras (+2,4%) acompañó las subas gracias a la suba del crudo. Punto aparte para los papeles de Grimoldi en el panel general, que treparon en febrero un 105,8%.

Por el lado de la renta fija, los bonos en pesos que ajustan por CER tuvieron variaciones positivas, con mayores subas en los bonos cortos gracias al elevado dato de inflación y a la expectativa de la continuidad en el ritmo de suba de los precios mayoristas, explicaron desde Tavelli & Cía. Por otra parte, “con un tipo de cambio tomando color, los títulos denominados en dólares mostraron generalidad de incrementos, pero sin mayores sobresaltos”, agregó. En este marco, uno de los datos para destacar fue la caída del Cupón PBI en pesos, que bajó 6,4%. Por otra parte, en la última licitación de Leliq del mes, la tasa promedio se ubicó en 50,13%, tras una importante baja, que fue revertida en las últimas ruedas. En tanto, la última licitación de Lecap cerró en torno del 41,7% para el plazo más corto.

Acompañando la suba del dólar, el euro aumentó durante febrero un 4,4%, mientras que la tasa Badlar registró una reducción con respecto a los niveles del mes pasado, cerrando en torno al 37,4%. De todas formas, lo más probable es que en el corto plazo vuelvan las apuestas por los títulos en pesos, ya que el Banco Central ha dado una señal a favor de una mayor estabilidad del peso y de las apuestascona lo anunciado ayer por el Comité de Política Monetaria (ver pág. 3). Además, el organismo ya había dado la señal hace unos días, cuando comenzó con la política de “tolerancia cero”. Todo parece apuntar a que, al menos durante marzo el mercado va a operar en “wait and see”, a menos que haya algún driver o alguna noticia del exterior que indique algo contrario.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario