Edición Impresa

Mesa Nacional, la carta para domar duelo cordobés

En medio de la escalada de tensión en Córdoba y el riesgo de estallido de la coalición en un distrito clave para Mauricio Macri, todas las miradas apuntan ahora a la Mesa Nacional de Cambiemos para intentar arribar a un acuerdo frente al duelo de aspiraciones a la gobernación entre los radicales Ramón Mestre y Mario Negri.

En las últimas horas, tanto el PRO como la Coalición Cívica cordobesa salieron a pedir por carta que sea convocada esa mesa para “consensuar una salida”. Y desde el PRO brotaron nuevas señales en pos de que se concrete la interna. Tras el planteo en ese sentido del diputado nacional Nicolás Massot, ayer se sumó el titular del foro de intendentes macristas, Oscar Tamis.

En la Casa Rosada recogieron el guante, en medio de un recuento de daños que tiene al peronista Juan Schiaretti como principal beneficiario (buscará su reelección en los comicios del 12 de mayo), y el encuentro se produciría a comienzos de la próxima semana.

Ayer Mestre brindó un guiño y se mostró dispuesto a asistir, en pos de un diálogo con “mesura”. Pero advirtió: “No quiero un acuerdo entre cuatro paredes, y sí que voten los cordobeses”. La variante de una potencial presentación por la radical Lista 3 sigue flotando. Pero el intendente insistió en que la aspiración inicial es “ir con Cambiemos”.

El nuevo intento de bajarle el tono a la fuerte disputa intestina se produjo en una jornada en la que Negri se presentó formalmente ante la Junta Electoral de Cambiemos para advertir sobre la supuesta falta de garantías de transparencia en la interna con Mestre, prevista para el 17 de marzo.

La arenga fue rubricada además por el compañero de fórmula de Negri, el macrista Héctor Baldassi; y por el precandidato a intendente Luis Juez (Frente Cívico).

Negri logró semanas atrás el apoyo de la Mesa Nacional de Cambiemos a su candidatura a gobernador. Pero Mestre resistió el respaldo que brotó desde Buenos Aires e insistió en el mecanismo de la interna para dirimir las aspiraciones.

Ayer volvió a enfatizar que “lo más razonable es que se vote, y que los cordobeses decidan quiénes quieren que sean los candidatos de Cambiemos”.

El intendente capitalino y presidente de la UCR provincial insistió además -en declaraciones a C5N- que “están garantizadas la logística, la transparencia, los tiempos y también el financiamiento”, y que tienen la voluntad de hacer la votación “lo más barato posible”.

“Si me toca perder, voy a acompañar, y si me toca ganar voy a llevar adelante el cambio que los cordobeses necesitamos porque hace 20 años que nos gobiernan los mismos”, dijo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario