6 de abril 2024 - 16:00

Increíble, pero real: espeialistas aseguran que la Biblia no fue el primer libro impreso

Esto puede ser controversial, pero es un hecho comprobado científicamente.

Fuerte revelación: ¿Hay un orden correcto para leer la Biblia?

Fuerte revelación: ¿Hay un orden correcto para leer la Biblia?

Hasta hace algunos años, la Biblia ostentaba el título de ser el primer libro impreso de la historia de la humanidad, pero esto no es así. El texto de 42 líneas, que fue impreso por Johannes Gutenberg, que se popularizó rápidamente en Europa y data de 1453, no es el más antiguo.

De esta manera, hay que contar que el primer libro impreso vio la luz 76 años antes que la Biblia. Este texto se realizó bajo una técnica similar a la de tipos metálicos móviles y su creación tuvo lugar en Corea, cuando eran un único país.

El libro es el Baegun Hwasang Chorok Buljo Jikji Simche Yojeol, que se traduce como Antología de las Enseñanzas Zen de los Grandes Sacerdotes Budistas, y es conocido como Jikji.

De acuerdo con la información que recabaron los investigadores, la antología fue impresa en 1377 en el Templo Heungdeok en la ciudad de Cheongju (hoy forma parte de Corea del Sur) y escrito por el monje budista Baegun, recopilando las enseñanzas de buda y los monjes venerables.

La impresión estuvo a cargo de Daljam y Seokchan, dos monjes que había aprendido esta técnica en otro templo. El libro se publicó en dos volúmenes, pero en la actualidad solo llegaron a preservarse las últimas 38 páginas del segundo original.

Jikji.jpg

En qué país está el primer libro impreso que no es la Biblia

Lo que resta del Jikji se encuentra en la Biblioteca Nacional de Francia (BNF). La última vez que el libro fue expuesto en público fue en 1973. Desde ese momento, quedó a resguardo, pero también se puede acceder a un formato digital.

Victor Collin de Plancy (el primer embajador francés en Corea) llegó a Seúl en 1887 y lo compró a un total desconocido. Luego, según la página oficial de la BNF, el diplomático se emocionó al constatar que la obra se remontaba a la era Xuanguang (1371-1378).

Hacia el 1900, el Jikji fue expuesto en la Exposición Universal de París. De Plancy abandona Seúl en 1906 y en 1911 vende todas sus pertenencias en una subasta.

Es en este momento que el primer libro impreso en toda la historia pasó a manos de Henri Vever, quien compró el documento por 180 francos (u$s 66.000 en la actualidad, según el Instituto Nacional de Estadística Francés).

Dejá tu comentario

Te puede interesar