Economía

Microsoft: menos horas, más producción

En Japón, país conocido por su costumbre de realizar numerosas horas extras en los trabajos, la filial local de Microsoft experimentó recientemente un planteo inverso: logró una mejora de casi 40% en la productividad con menos horas de trabajo mediante la práctica de reducir la semana laboral a sólo cuatro días.

Desde agosto pasado, Microsoft Jaón cerró sus oficinas cada viernes dando un día más de descanso semanal a sus 2.300 empleados locales, explicó la empresa en un reciente comunicado publicado en su web. La filial también limitó las reuniones de trabajo a 30 minutos y cinco participantes máximo, y promovió la comunicación en línea en lugar de en persona o por correo.

El resultado: la productividad por trabajador aumentó un 39,9% en agosto -a lo largo de un año- y el consumo de electricidad se redujo un 23,3% y el de papel impreso un 58,7%, según Microsoft Japón.

“Los empleados quieren tener modos de trabajo variados”, señaló la empresa, que prevé lanzar un programa similar este invierno, pero sin conceder un día de descanso especial esta vez: los empleados deberán utilizar sus días de vacaciones existentes.

Este experimento interviene en un momento en el que el Gobierno japonés intenta promover modos de trabajo más flexibles, como el teletrabajo, el trabajo a tiempo parcial y horarios de oficina cambiantes para evitar la hora punta en los transportes.

Estas iniciativas pretender sobre todo luchar contra el fenómeno del “karoshi” (muerte por exceso de trabajo) y favorecer la natalidad, en descenso en el país. En cambio, su adopción ha sido limitada entre las empresas locales por el momento.

Nueva Zelanda también

Perpetual Guardian, una compañía de planificación patrimonial de Nueva Zelanda, aplicó desde el año pasado un esquema de cuatro días de trabajo a la semana para sus empleados. Y así registró un aumento de la productividad, con su personal dedicando menos tiempo a navegar por internet. Redujo a 30 las horas de trabajo desde 37,5 para sus 240 empleados, al los que les pidió mantener el nivel de tareas en menos tiempo y con el mismo sueldo.

“Estoy haciendo esto como hombre de negocios, no porque quiera que la gente tenga una vida agradable”, dijo a Reuters el fundador de Perpetual Guardian, Andrew Barnes.

“Las empresas se están dando cuenta lentamente de que si uno de cada cuatro trabajadores está estresado o tiene un problema de salud mental, eso no es productivo”, agregó.

Perpetual Guardian todavía abre sus sucursales cinco días a la semana, ya que el personal toma diferentes días libres. Y Barnes dijo que la compañía podría considerar abrir los sábados ya que algunos empleados preferirían trabajar ese día y descansar durante la semana.

La productividad aumentó entre un 30% y un 40%, mientras que la navegación por internet se redujo un 35% en horas de oficina.

Agencias AFP y Reuters

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario