Deportes

Mientras Shanghái Shenhua salía campeón, Tevez llegaba a Argentina para firmar con Boca

El día en que Shanghái Shenhua se proclamó campeón de la Copa China, pese a caer en el partido de vuelta ante el Shanghai SIPG (3-2; 1-0 en la ida), Carlos Tevez fue noticia por haber viajado a Argentina y no acompañar a sus compañeros.

El futbolista de 33 años no participó ni en el partido de ida ni en el de la vuelta de la Copa China y así cerró un ciclo de once meses discretos en cuanto a rendimiento deportivo en China, a pesar de todas las expectativas generadas por su llegada, que le permitieron percibir un salario espectacular, estimado en 730.000 euros por semana.

El exjugador de Manchester United, Manchester City y Juventus de Turín sólo disputó la mitad de los partidos, y anotó cuatro goles en la Superliga China (CSL).

"No fue convocado con el equipo así que tomó la decisión de regresar a Argentina. Lo entiendo, por ser un jugador de un nivel tan alto", declaró su entrenador, Wu Jingui, quien relevó al uruguayo Gustavo Poyet al frente del equipo.

"Tevez fue de gran ayuda, especialmente en la Copa. No es el tipo de persona que la gente dice, trabaja duro en los entrenamientos, entrena dos veces al día, por la mañana y por la tarde, hizo un gran trabajo y técnicamente es un gran jugador", añadió.

Wu había criticado anteriormente el sobrepeso de Tevez y sus aficionados lo apodaron el chico melancólico por su costumbre de escapar a Argentina cada vez que gozaba de días libres.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario