Edición Impresa

Miguel: "La mejor campaña que podemos hacer es gobernar para la gente"

El jefe de Gabinete de Horacio Rodríguez Larreta, visitó Ámbito Financiero. Entre otros temas, sobre la expectativa electoral, cree que "el porteño valora mucho lo que se hace en su ciudad y tiene un criterio muy independiente". Veamos:

Periodista: ¿Están inaugurando todas las obras ahora, ¿qué les queda para la campaña?

Felipe Miguel: Es una etapa en la que se están terminando un montón de proyectos, sobre todo los de una dimensión importante que por eso llevaron todo este tiempo hasta llegar a la inauguración. Primero hay que agradecerle la paciencia a los vecinos de la ciudad y a todos los que entran y salen porque con estas obras se generan molestias, pero que sepan que trabajamos con todo el esfuerzo posible para cumplir con las fecha. Hace poco se inauguró la avenida Corrientes que fue una verdadera fiesta, y la vamos a disfrutar mucho más. La semana pasada se inauguró el viaducto del Mitre, que es una ventaja enorme para los que entran y salen pero también para la circulación en general. Dentro de poco se va a inaugurar el Paseo del Bajo, una de las grandes transformaciones que vamos a ver en la Ciudad de Buenos Aires, en lo que es la obra más importante en la ciudad de los últimos 70 años, que nos va permitir ganar muchísimo tiempo para unir Puerto Madero con Retiro en 7 minutos, y no una hora como se tardaba antes, además de ganar espacio verde público. Así hay muchas otras como las nuevas estaciones de la línea E de subte, que esperamos tenerlas en los primeros días de junio y que no solo amplía el recorrido desde Plaza de Mayo a Retiro con estas tres nuevas estaciones en el Correo, Catalinas Norte y en Retiro, sino que permiten nuevas combinaciones con la líneas B y la C, y por supuesto en Retiro con el ferrocarril.

P.: ¿ Otro tema para la campaña?

F.M.: La mejor campaña que podemos hacer es gobernar para la gente, gobernar bien. Pensando en los vecinos y en los que vienen a trabajar y a estudiar todos los días, en mejorarles la vida con estas transformaciones que no son solo en infraestructura. También en materia educativa en donde estamos llevando adelante la transformación más importante de los últimos 50 años, por un lado en infraestructura en donde se están terminando de hacer 54 nuevas escuelas, pero que va acompañando de la cuestión de fondo que es la educación, la calidad educativa y la incorporación de tecnología. Tenemos un plan integral de educación digital por el cual desde sala de 5 hasta quinto año todos los chicos tienen su dispositivo tecnológico pero además aprenden a través de estos dispositivos, no es que lo tienen solamente para tener un contacto, entonces es el uso de la tecnología a través del aprendizaje. Avanzamos con la secundaria del futuro en donde hay una reforma en la manera de educar y transmitir los conocimientos, con un abordaje para el desarrollo de habilidades para que los chicos estén preparados para un mundo tan cambiante. Y no vamos a tener una educación de calidad si los docentes no son los mejores, y por eso también en ese ámbito estamos haciendo una transformación muy importante en la capacitación de los docentes y en la creación de la universidad.

P.: Hoy la realidad de la ciudad es distinta a la que atraviesa el país en general.

F.M.: Con respecto a eso, el otro día cuando inaugurábamos el viaducto del Mitre nos acordábamos que ese proyecto se inició a fines de 2013 con Mauricio Macri como jefe de Gobierno para llegar hoy en 2019 con el viaducto terminado y con la gente beneficiándose de este proyecto funcionando. Eso nos habla de los beneficios del trabajo profesional, honesto y coherente, pero además de la importancia de la continuidad de esas políticas porque si no, no se podría. En la ciudad tampoco fue sencillo en los primeros años. Cuando se llegó a la ciudad había emergencia edilicia en materia educativa y se pudo resolver, y pocos años más tarde se pudo poner inglés obligatorio desde primer grado en todas las escuelas públicas, y hoy podemos llevar adelante la transformación educativa. Eso es producto de la continuidad del trabajo y de una política de Estado. Entonces, en una ciudad o un país para llevar adelante estas políticas, hay un aspecto importante para ver los resultados que es justamente el tiempo. En definitiva, en la ciudad de Buenos Aires no hay dudas de que lo que se está viviendo hoy es el impacto de este trabajo continuo, profesional y honesto.

P.: ¿Avanzaron con la urbanización de las villas?

F.M.: El objetivo de este proyecto de integración social y urbana es que las villas pasen a ser barrios de la ciudad, cada una con su identidad pero que pasen a ser como un barrio más. Eso tiene que ver por un lado con la infraestructura de servicios cloacas, agua, alumbrado, veredas, el asfalto, el espacio público, y por supuesto con la presencia del Estado en términos de los servicios esenciales que presta el Estado, a través de la seguridad, educación y salud. En el Barrio 31 hace poco inauguramos el Polo María Elena Walsh, la primera escuela pública y al lado en septiembre vamos a inaugurar el Ministerio de Educación. Venimos con un avance muy grande en Barrio 31, Rodrigo Bueno, Fraga y Barrio 20 en Lugano. En general en cada uno de estos barrios se requiere cierta vivienda nueva que permite relocalizar algunas familias de algunas casas en donde no se puede seguir viviendo porque están en situación de precariedad o bien son casos que obedecen al rediseño del barrio que implica la apertura de calles, el amanzanamiento, espacios de aire y luz, todo eso requiere mover ciertas familias.

P.: ¿Son subsidiadas las viviendas?

F.M.: Es muy importante mencionar que acá no se regala nada, cada persona tiene que pagar por lo que recibe, hay derechos que van acompañados de obligaciones, y eso es un cambio fundamental. Quien va a una vivienda nueva paga por esa vivienda y quien se queda en la vivienda existente y recibe mejoras, paga también esa mejora, y pagan por la escritura que se haga posteriormente cuando se hace la regularización de las tierras. Pero no solo eso, con esta integración los vecinos pasan a recibir la provisión de servicios de manera regular y tienen que pagar por su consumo, puede ser que alguno reciba tarifa social, pero todos van a pagar por lo que consumen. Este es un programa que acompaña el desarrollo unido de dos valores esenciales: derechos y obligaciones.

P.: Van a perder legisladores en esta elección por mejor que les vaya.

F.M.: Habrá que ver el resultado y la conformación de los bloques, y de las alianzas. Llegamos a esta elección de 2019 con Cambiemos conformado a nivel de la ciudad que no había sucedido hasta esta elección. Logramos conformar Cambiemos el año pasado, y tenemos una muy buena relación con el radicalismo de la ciudad. Eso se refleja en la Legislatura que es un ámbito muy abierto y de mucho diálogo y producto del consenso. Hasta 2017 no tuvimos mayoría y sancionamos leyes nuestras y de la oposición. Y la mayoría que tenemos hoy sirve para la mayoría simple, con lo cual aun así necesitamos del diálogo como por ejemplo fue el código de planeamiento urbano, que terminó saliendo mejor.

P.: Al ser las elecciones simultáneas, ¿cree que en la campaña se desdibuja el debate sobre la ciudad?

F.M.: El porteño valora mucho lo que se hace de su ciudad y tiene un criterio muy independiente. Está atento a lo que pasa en la ciudad y cómo la gobiernan. Definitivamente el hecho de que las elecciones sean simultáneas hace que en la campaña se discutan temas nacionales y locales, pero el porteño valora las dos cosas pero no deja de tener en cuenta el gobierno de la ciudad.

P.: ¿Cuáles son los desafíos para una próxima gestión, si la tuvieran?

F.M.: Definitivamente la seguridad es uno de los desafíos, pero si tuviera que priorizar te diría que la transformación educativa es el principal desafío que tenemos los porteños y el país en general pensando en el largo plazo.

P.: El traspaso de las empresas eléctricas a la órbita de la ciudad es un problema financiero?

F.M.: Estamos recibiendo el control y la fiscalización de las empresas y esto va de la mano de los subsidios que están asociados a las tarifas de energía eléctrica, que es parte de los acuerdos que se hicieron con la Nación. Se va a crear un ente bipartito entre la ciudad y la provincia de Buenos Aires que va a tener la responsabilidad de fiscalizar.

P.: ¿Cómo se refleja en la Ciudad la situación económica?

F.M.: Creo que los argentinos tomamos una decisión muy importante en 2015 y no vamos a volver a atrás. Se dio vuelta la página y apostamos por un cambio; un cambio profundo que requiere transformaciones de fondo que no se dan de un día para el otro. Cuestan, no son fáciles y en los momentos de dificultades como el que estamos atravesando los argentinos es cuando tenemos que estar más cerca que nunca de la gente que más lo necesita de diferentes formas. Hay gente que está atravesando situaciones extremas y hay que estar ahí en la urgencia. Y del Gobierno nacional y la Ciudad esas situaciones se acompañan con medidas apuntadas a los más vulnerables. Pero también los hacemos pensando en el mediano y en el largo plazo, y ahí hay una prioridad que es generar empleo. En la ciudad de Buenos Aires se generaron más de 10 mil puestos de trabajo con la obra pública en estos cuatro años. Hay que generar empleo y mantener el existente, y en estos momentos de dificultad en la Ciudad las pymes representan 7 de cada 10 empleos por eso las apoyamos un paquetes de medidas crediticias y tributarias, y también en la agilización de los trámites.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario