Política

Miles de personas marcharon por centro porteño y autopista

Masiva manifestación complicó ayer la circulación por la avenida 9 de Julio y la autopista 25 de Mayo cuando activistas caminaron bloqueando tres carriles. La protesta se replicó en otros puntos del país.

Miles de activistas de organizaciones sociales y agrupaciones de la izquierda realizaron ayer una nutrida marcha en reclamo de la aplicación de la Ley de Emergencia Alimentaria, aumento del salario social, un bono de $2 mil y una suba de las jubilaciones y pensiones mínimas.

Los manifestantes marcharon por la avenida 9 de Julio para reclamar ante la sede del Ministerio de Salud y Desarrollo Social, donde realizaron un acto cerca del mediodía, mientras que a media mañana un grupo comenzó una caminata por la autopista 25 de Mayo a la altura del barrio porteño de Constitución y terminó impidiendo la circulación de los vehículos en tres carriles.

Ante el ministerio, se concentraron, entre otras, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Corriente Clasista y Combativa, Somos Barrios de Pie y el Frente de Organizaciones en Lucha, mientras que el Polo Obrero y otras agrupaciones que no participaron de este acto avanzaron por la avenida 9 de Julio y cortaron el paso de los colectivos en los carriles exclusivos del Metrobus por la gran cantidad de manifestantes.

Marcha

Las agrupaciones sociales reclamaron el tratamiento y sanción de la Ley de Emergencia Alimentaria -en el Congreso desde 2018-, mientras que el Polo Obrero, Barrios de Pie Libres, Venceremos, entre otras organizaciones, arengaron por “un plan de lucha progresivo”. La protesta también se realizó en distintas ciudades del país como Rosario, La Plata, La Rioja, Santa Rosa, San Salvador de Jujuy, San Juan, Trelew y Posadas.

La marcha formó parte de la “jornada nacional de lucha” que organizaron movimientos sociales para reclamar al Gobierno medidas que atiendan “la grave situación por estampida de precios, que agudiza el hambre y miseria del pueblo”.

En las cercanías del Ministerio de Desarrollo Social que conduce Carolina Stanley se desplegó un fuerte operativo de seguridad y pasadas las 13 comenzaron a desconcentrarse los manifestantes y se empezó a normalizar la circulación de vehículos. Uno de los oradores de la jornada fue el polémico dirigente de la CTEP Juan Grabois, quien en su cuenta de Twitter sostuvo que “el hambre no espera”.

“El Gobierno debería declarar la emergencia alimentaria y social para todo el país. Lo más importante es detener el hambre más urgente, en la movilización de hoy hay gente que no sabe si esta noche va a comer. Estos son los sectores más agredidos por el actual trazado económico”, sostuvo, por su parte, el dirigente gremial Juan Carlos Schmid.

“Este país hubiera sido inviable sin el trabajo de las organizaciones sociales. Hay que abrirles la puerta a los trabajadores de la economía popular que deben sentarse en el Consejo del Salario”, agregó Schmid, quien encabezó la columna de trabajadores y portuarios .

En otro sentido, se registró un accidente pero no incidentes. Ocurrió cuando un manifestante cayó desde cinco metros de altura, desde la Autopista 9 de Julio hacia la cinta asfáltica de la avenida San Juan, golpe que le causó politraumatismos y debió ser atendido por personal del SAME y luego derivado al Hospital Argerich.

El accidentado cayó desde cinco metros de altura, aunque lo hizo arriba de una camioneta, por lo que “amortiguó el impacto”, explicó el jefe del SAME, Alberto Crescenti,

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario