Economía

Molino Cañuelas anuló medida para dolarizar el cobro a los morosos

La empresa tomó esta decisión tras haber recibido críticas y amenazas de boicot por parte del sector panadero, que consideró abusiva esa práctica.

Molino Cañuelas tuvo que dar marcha atrás con su decisión de dolarizar el monto de la deuda de sus clientes morosos. La medida había generado una fuerte reacción por parte de las cámaras que agrupan a panaderías que le compran insumos a este molino, que controla más del 20 por ciento del mercado de harinas.

“Luego de escuchar a nuestros clientes, se ha decidido quitar la cláusula dólar que se incluía en las facturas. Cabe aclarar que la misma dolarizaba el importe en caso de falta de pago al vencimiento (mora), al igual que sucede con otras empresas que también tienen dolarizados la mayor parte de sus costos (en nuestro caso el trigo, envases y otros insumos)”, explicó Molino Cañuelas en un comunicado, después de haber recibido críticas de grueso calibre por parte de los afectados.

En su defensa, el molino añadió: “El objetivo de esta cláusula era el de revertir el alargamiento de los plazos de las cobranzas que, sumado a las altas tasas de interés y la aceleración de la devaluación de los últimos tiempos, viene afectando al sector”.

“En ningún momento se establecieron precios en dólares en las ventas. Molino Cañuelas siempre vendió, facturó y cobró en pesos”, concluyó.

Tras revertir esta decisión, la empresa volvió a aplicar los criterios tradicionales frente a la morosidad: mantener los montos en pesos y actualizarlos en base a las tasas de interés de mercado, que son de por sí, sumamente elevadas en la coyuntura actual.

Desde el sector de los molineros destacaron que en los últimos tiempos hubo un aumento muy fuerte de la morosidad que pasó de 1% a 4% de las operaciones.

Es que frente a un contexto de fuerte suba del dólar y alta inflación, la morosidad puede ser una forma de financiación conveniente en algunas circunstancias puntuales cuando las cláusulas de ajuste quedan desactualizadas por el vértigo de la coyuntura.

En el mercado de la harina casi la totalidad de los costos están dolarizados. Además de que la materia prima -en este caso el trigo- es un producto exportable, que cotiza en dólares.

Tanto desde la cámara que agrupa a los panaderos como a los industriales del sector, acusaron a los molinos de querer dolarizar los precios del pan. Incluso hubo algunos dirigentes empresarios que atribuyeron la medida al fuerte endeudamiento en dólares que tiene Molino Cañuelas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario