Edición Impresa

Molinos sale del rojo: ganó $657 millones en el primer trimestre

La alimenticia del Grupo Pérez Companc venía de perder $1.703 millones en 2018. Este año recortó gastos y se concentró en los negocios más rentables.

La alimenticia Molinos Río de la Plata presentó ayer el resultado financiero del primer trimestre del año, en que reportó una ganancia neta de $657 millones. Así, la compañía del Grupo Pérez Companc comenzó a revertir las pérdidas de $1.703 millones con las que había cerrado 2018.

El resultado de este año se vio “favorecido por dos factores extraordinarios que aportaron $973 millones”, explicó la compañía en la nota presentada al mercado de capitales. “El más relevante -precisó- se relaciona con el impacto contable no recurrente en el cargo por impuesto diferido producto de la revaluación fiscal de los activos fijos, por $692 millones”. Y el segundo factor tuvo que ver “con las operaciones de venta de la empresa italiana Delverde y adquisición de La Salteña”.

A su vez, otro dato clave fue que de enero a marzo de este año la firma logró ingresos por poco más de $6.000 millones, lo que representa un incremento del 15,4% respecto de las ventas del mismo período del año anterior que alcanzaron los $5.196 millones.

“En un período donde la canasta de consumo masivo continuó profundizando datos negativos y se acentuó la devaluación de la moneda local, Molinos alcanzó ingresos operativos por $6.042 millones y sostuvo un estricto control de costos y gastos. Amplió la cartera de productos y marcas protegiendo la accesibilidad, lo cual le permitió un crecimiento de volumen respecto del año anterior”, explicó la empresa.

En los últimos meses Molinos Río de la Plata profundizó su plan de negocios orientado a focalizarse estrictamente en el mercado local. Fue por eso que vendió activos no estratégicos ubicados en el exterior, como la planta de producción de pastas Delverde, de Italia, y una fábrica de aceite de oliva ubicada en el estado de California, Estados Unidos, por la que recibió u$s20,3 millones.

La venta de Delverde representó para Molinos un ingreso de casi u$s10 millones de dólares.

Como contrapartida compró la marca y la operatoria en pastas de La Salteña que incluyó además una planta de producción de punta ubicada en la localidad de Burzaco. Este año también se quedó con el 100% del frigorífico uruguayo, San Jacinto. Luego, con su firma relacionada Molinos Agro adquirió el 33% de las acciones de la firma dedicada a la producción de biodiésel Patagonia Bioenergía que cuenta con una planta de producción en la localidad de San Lorenzo, provincia de Santa Fe.

Molinos Río de la Plata es una compañía argentina perteneciente al Grupo Perez Companc. Cuenta con más de 2.900 empleados, y produce marcas como Matarazzo, Lucchetti, Granja del Sol, Gallo, Gallo Snacks, Nieto Senetiner, Exquisita, Cocinero, Blancaflor, Preferido y Cruz de Malta, entre otras.

A su vez, el Grupo Pérez Companc registró u$s3.400 millones de ingresos anuales, tiene 10.000 empleados y aplica un plan de inversiones por más de u$s300 millones lanzado en 2018.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario