Edición Impresa

Moño Azul, en rojo y ante rumores de venta

• PATAGONIAN FRUIT TRADE ESTARÍA INTERESADA EN COMPRARLA
La tradicional frutícola está en manos de un grupo inversor italiano desde 2008. La afecta una deuda bancaria de $191,3 millones y la caída de ventas.

Nuevamente la frutícola Moño Azul está envuelta en rumores de ventas, ahora fuentes del sector señalan que pasaría a manos de una de sus principales rivales en el negocio de las peras y manzanas, la compañía Patagonian Fruit Trade (PFT),

Lo cierto es que la fruticultura argentina, más precisamente la producción de peras y manzanas del Alto Valle de Río Negro, afronta una profunda crisis y las empresas empacadoras no son ajenas. Un sinfín de productores abandonaron la actividad en la última década y en los últimos meses el negocio se resintió aún más por la suba de las tarifas energéticas, la baja de la rentabilidad y la fuerte importación del producto que inundó el mercado interno.

Ahora bien, Moño Azul es una de las principales firmas en este segmento -en 2008 fue vendida a un grupo inversor italiano que hasta el momento la sigue manejando- y desde hace varios años afronta rumores de cierre, despidos y hasta una posible venta.

Por lo pronto, a las claras su situación crediticia es preocupante. Según el BCRA, a la fecha posee una deuda bancaria de $191,3 millones. El 10% tomada con el Banco Galicia y en situación 4 (con alto riesgo de insolvencia / riesgo alto), el 30% en situación 3 (con problemas / riesgo medio) y se reparte entre el Banco Nación y el HSBC y finalmente el 60% restante en situación 1 (normal / sin atrasos en los pagos) y tomada con el Banco Patagonia entre otros.

Al mismo tiempo, según la AFIP, la empresa no está realizando los correspondientes aportes patronales a sus empleados desde junio del año pasado. También en los últimos años perdió mucha participación de mercado, en 2005 llegó a exportar poco más de 39.000 toneladas de fruta fresca y durante el año pasado esta cifra apenas rozó las 11.900 toneladas.

Así es que la empresa hoy se encuentra ante una compleja situación porque mientras el negocio no logra salir de su profunda crisis, a la par debe hacerle frente a diversos pasivos. En este contexto desde el sector se señala que buscaría algún tipo de asociación con su competidora PFT o en caso contrario concretar directamente la venta de los activos más valiosos que cuenta la compañía.

Por el momento, ninguna de las dos empresas quiso hacer comentarios al respecto pero fuentes del sector señalan que las negociaciones están encaminadas y en las próximas semanas habría novedades al respecto.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario