Mundo

Montaña de basura en India podría superar en altura al Taj Mahal

Crece diez metros por año y podría tener más estatura que el monumento en 2020, alertaron ambientalistas. Sus emanaciones afectan la salud de las personas que viven hasta a cinco kilómetros de distancia.

La montaña de desechos de Ghazipur, ubicada al nordeste de Nueva Delhi, la capital de India, corre el riesgo de volverse más alta que el Taj Mahal para el año próximo. Así lo denunciaron exponentes de Chintam, un grupo ambientalista que vuelve a llamar la atención sobre uno de los sitios de descarga más amplios y peligrosos del mundo.

La colina de Ghazipur fue creada en 1984 y en 2002 superó la capacidad prevista: desde ese momento hubiera debido ser cerrada. Sin embargo, siguió creciendo diez metros cada año, con el aporte de cientos de camiones que cada día descargan al menos dos mil toneladas de basura, a pesar de una intervención que llegó incluso a la Corte Suprema india.

Según el ingeniero Arun Kumar, superintendente de la región Est Delhi, la colina alcanzó en las últimas semanas los 65 metros de altura.

Un estudio reciente demostró que los olores nauseabundos y los gases tóxicos producidos por la "montaña de la verguenza" afectan la salud de quienes viven en las áreas cercanas hasta a cinco kilómetros de distancia, creándoles problemas respiratorios y digestivos.

El metano producido por la descomposición de los desechos a menudo se inflama en forma espontánea y hacen falta días para apagar los incendios.

El lixiviado (líquido resultante de un proceso de percolación de un fluido a través de un sólido), que se desprende de la basura, se filtra hacia un canal descubierto que corre por el barrio.

Sin embargo, las autoridades de Nueva Delhi siguen respondiendo que no tienen alternativas.

Las grandes ciudades indias están entre las mayores productoras de desechos en el mundo, llegando actualmente a 62 millones de toneladas anuales.

Según proyecciones recientes de una agencia gubernamental, en 2030 los desechos indios podrían alcanzar al menos los 165 millones de toneladas, generando un problema ambiental aún superior al actual.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario