Edición Impresa

Motos: optimismo para 2019

Tras haber organizado el primer Salón de la Moto en el país, la cámara de concesionarios aspira a que la crisis no afecte el año próximo el nivel de patentamientos. Incertidumbre por precios tras devaluación.

Periodista: ¿Cuál fue la conclusión que dejó el primer salón de la moto?

Sergio Fernándes: Estamos gratamente sorprendidos por el nivel alcanzado, respecto de la excelencia en la organización, la representatividad de la muestra, y la masiva concurrencia de público. Por todo esto, agradecemos y felicitamos a la CAFAM por impulsar semejante iniciativa, dejando en evidencia que el sector de la motocicleta puja por mantener el nivel de ventas y empleo, con un fuerte compromiso en las inversiones y merece ser tenido en cuenta especialmente.

P: ¿Cómo está hoy el mercado?

S.F.: Lamentablemente el sector está siendo afectado por la crisis reinante y no podremos alcanzar los objetivos proyectados, pero confiamos plenamente en que podremos sostener un nivel de patentamientos en muy buenos números.

P: ¿Cuáles son las expectativas para 2019?

S.F.: Para 2019 tenemos buenas expectativas, basados en que la motocicleta es un vehículo económicamente accesible, tanto en lo referido a su costo como también a su mantenimiento y autonomía, pero además es sumamente ágil para desplazarse en el tránsito de las grandes ciudades. Por todo esto creemos que 2019 será un buen año. Asimismo, respecto de la CADECOM, la única Cámara de Concesionarios de Motos de la Argentina, en la planificación hemos proyectado un año en el cual se afiance el trabajo de profesionalización del sector que venimos realizando, pero además, con la nueva conducción que encabeza nuestro presidente Jorge De Titta, anexaremos la ardua labor de concientización acerca del manejo seguro y responsable, y haremos un gran esfuerzo para no permitir que la siniestralidad en moto aumente a la par de las ventas.

P: ¿Cómo impactó en el sector la suba del dólar?

S. F.: El dólar es un tema que ha afectado considerablemente a las terminales, y ha provocado un estado de incertidumbre en los consumidores, pero los concesionarios teníamos stocks suficientes para algunos meses, y por esto nuestros proveedores, aunque modificaron los precios, no pudieron trasladar todo el impacto de la devaluación y la inflación.

P: ¿Cuáles son las perspectivas para la industria de la moto?

S.F.: La industria ha dejado en claro que apuesta fuertemente a los próximos años, y esto quedó evidenciado en el recientemente terminado Salón de la Moto, donde no sólo se mostraron más de 3000 vehículos de diferentes marcas, sino que también se presentaron más de 60 nuevos modelos. Somos parte de la cadena de valor de una industria que tiene mucho para decir aún y en este tiempo, nuestros comerciantes están preparados para ser protagonistas. La representatividad de la Cámara sigue creciendo por la asociación de muchos colegas que se acercan por los beneficios de pertenecer.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario