Japón: Abe se aseguró reemplazo de continuidad

Mundo

El partido Liberal Demócrata (PLD), que gobierna en Japón, eligió ayer por aplastante mayoría como nuevo líder a Yoshihide Suga, quien casi seguramente se convertirá en el próximo primer ministro en reemplazo de Shinzo Abe, que se retira por razones de salud.

Suga, de 71 años y actual secretario general del Gobierno y consejero cercano de Abe, consiguió 377 votos contra 89 para el exministro de Relaciones Exteriores, Fumio Kishida, y 68 para el exministro de Defensa Shigeru Ishiba, sus dos rivales.

Como el PLD y su aliado, el partido Komeito, tienen mayoría en el parlamento, Suga debería imponerse sin problemas en la elección de primer ministro prevista mañana.

Suga declaró que la recuperación de la economía sería una prioridad absoluta, así como la contención del virus, esencial para la celebración de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, aplazados para el próximo año.

Los retos diplomáticos también son importantes, sobre todo la preservación de la alianza con Washington y la actitud que habrá que adoptar respecto a China, mientras que la opinión pública mundial se ha endurecido contra Pekín tras la propagación del coronavirus y los disturbios políticos en Hong Kong.

En la votación de ayer solo participaron 535 electores: los parlamentarios del PLD y los representantes del partido en las 47 prefecturas de Japón.

El PLD evitó realizar una votación más amplia que incluyera a las bases de la formación y que, según los responsables, habría complicado el proceso. Pero ese formato reducido otorgó una ventaja de peso a Suga, al que sectores clave del partido ven como un sinónimo de estabilidad y de continuidad de la política de Abe.

“Con esta crisis nacional del coronavirus, no podemos permitirnos un vacío político”, declaró Suga tras su triunfo, subrayando que era su “misión” seguir con el programa de gobierno de Abe.

El próximo jefe de Gobierno tendrá que lidiar con una serie de desafíos particularmente complejos. Japón ya estaba en recesión antes de la pandemia de coronavirus y muchos logros de la política económica del primer ministro saliente, llamada “abenomics”, peligran ahora.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario