Azerbaiyán condiciona un alto el fuego

Mundo

Stepanakert, Azerbaiyán - El presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, condicionó ayer el alto el fuego en la disputada región de Nagorno Karabaj a una retirada de las fuerzas armenias, en el octavo día de combates en particular en Stepanakert, capital separatista, y en Ganyá, la segunda más grande ciudad azerbaiyana. En un discurso a la nación, Aliyev dijo tener una “única condición para el cese de fuego”: “Las fuerzas armadas armenias deben abandonar nuestros territorios”, señaló.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario