El Congreso de Chile rechazó investigar los abusos cometidos por sus cascos azules en Haití

Mundo

El proyecto de la oposición no alcanzó el quórum necesario. Los militares chilenos están acusados de violaciones masivas de mujeres y niñas en el marco de tareas humanitarias.

La Cámara de Diputados de Chile rechazó este martes crear una comisión investigadora para indagar las denuncias de violaciones masivas cometidas por militares chilenos, que integraban la Misión de Naciones Unidas para la Paz y Estabilización de Haití (Minustah) entre 2004 y 2017.

Pese a obtener 55 votos a favor, 24 abstenciones y uno en contra, la votación no alcanzó el quórum necesario (62) para constituir la instancia.

El impulsor de la comisión, el diputado del opositor Partido Socialista, Jaime Naranjo, lamentó el rechazo, pero aseguró que insistirá en una nueva votación.

"Aquí no se estaba acusando a nadie en particular, muy por el contrario, se buscaba esclarecer estos hechos porque la imagen internacional de nuestro país estaba cuestionada", indicó.

Agregó que "pareciera que no todos los parlamentarios se interiorizaron de la sesión de hoy que habitualmente comienza a las 10:30, comenzó a las 10:00, y eso justifica de alguna manera que no se haya reunido el quórum de 62 votos, porque en la Sala habíamos solamente una cifra poco superior a 70 diputados".

La solicitud había sido presentada con 84 firmas transversales.

Una investigación publicada en el portal académico The Conversation, que recogió The New York Times, denunció un fenómeno generalizado de violaciones a mujeres y niñas haitianas cometidos principalmente por soldados brasileños, uruguayos y chilenos de la Minustah.

También se mencionan uniformados de Argentina, Nepal, Sri Lanka, Canadá, Francia y Bolivia, Según el informe, los militares abusaron de las mujeres a cambio de dinero y comida y dejaron embarazadas y abandonaron al menos 265 niños en Haití.

"Las narraciones revelan cómo las niñas de apenas 11 años fueron abusadas sexualmente y embarazadas por las fuerzas de paz y luego, como dijo un hombre, 'quedaron en la miseria' para criar a sus hijos solos, a menudo porque los padres son repatriados una vez que se conoce el embarazo", dice parte del texto.

A los nacidos de esos encuentros se les conoce en Haití como "petits minustahs", por el nombre de la misión pacificadora.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario