Colombia: frustran atentado de exguerrilleros contra el líder de las FARC

Mundo

Rodrigo Londoño, alias Timochenko, era blanco de un ataque de dos excompañeros de armas, dijo la policía que abatió a los sospechosos.

La policía de Colombia informó este domingo haber frustrado un atentado contra el líder máximo de la exguerrilla FARC, Rodrigo Londoño, planeado por exjefes rebeldes que se apartaron del acuerdo de paz que puso fin a medio siglo de conflicto armado.

Un informante advirtió del "inminente ataque" contra el ahora presidente del partido FARC, también conocido como Timochenko, quien se hospedaba en una finca en el municipio de Finlandia, en el departamento del Quindío (centro), dijo a periodistas el director de la policía, Óscar Atehortúa.

La policía reforzó entonces la seguridad de quien fue el máximo comandante de la exguerrilla y el sábado, en un control vial, detectó a dos individuos que viajaban en una moto de alta cilindrada y cuya apariencia coincidía con la descrita por el informante, agregó Atehortúa.

Ante el requerimiento de los policías, los hombres abrieron fuego y fallecieron en el intercambio de tiros con los agentes. Los agresores "estaban a un poco más de un kilómetro de la finca del político" de 60 años, afirmó el director de la policía.

General Oscar Atehortua D on Twitter

Los dos hombres armados fueron identificados como Guamby, quien militó durante 17 años en la exguerrilla, y Conejo.

Según Atehortúa, los dos integraban una disidencia al mando de Hernán Darío Saldarriaga, conocido como El Paisa, un temido rebelde que durante años comandó la fuerza de élite de las FARC.

Saldarriaga es uno de los tres jefes de la exguerrilla que anunciaron una nueva rebelión armada en Colombia en agosto de 2019 comandada por el exnúmero dos y exjefe negociador en las pláticas de paz, Iván Márquez, por la "traición" estatal al acuerdo de 2016.

Encabezados por Londoño, quien tuvo diferencias políticas con Márquez antes de su rearme, el partido FARC ha denunciado incumplimientos del Estado en el pacto suscrito con el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos.

Rodrigo Londoño on Twitter

El año pasado fueron asesinados 77 excombatientes, la cifra más alta desde que se firmó el acuerdo, según la ONU.

Si bien el grueso de las FARC se desmovilizó -en total unas 13.000 personas-, unos 2.300 combatientes distribuidos en varios grupos conforman las llamadas disidencias, que se dedican mayoritariamente al narcotráfico y la minería ilegal, según inteligencia militar.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario