Contra el confinamiento

Mundo

La policía australiana arrestó ayer en Melbourne a más de 70 personas que habían violado la orden de permanecer en sus casas para manifestarse contra las medidas restrictivas para evitar la propagación del coronavirus. Cientos de personas formaron parte de la protesta ilegal, organizada por grupos que apoyan la teoría del complot.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario