Partidos políticos de Chile acuerdan aplazar el plebiscito por el coronavirus

Mundo

La votación para determinar si en Chile se realiza una reforma constitucional se aplazó para el 25 de octubre. Aunque originalmente iba a realizarse el 26 de abril, se decidió que no estaban dadas las condiciones para realizar el plebiscito.

Los líderes de los distintos partidos políticos de Chile acordaron postergar el plebiscito sobre la necesidad de elaborar una nueva constitución para el 25 de octubre, debido a la crisis que vive el país debido a la pandemia de coronavirus.

La reunión se realizó en el Congreso Nacional de Santiago y contó con la asistencia de representantes de los partidos oficialistas y de la oposición que habían firmado el acuerdo de convocatoria a la consulta popular el 15 de noviembre pasado, a los que se sumaron el Partido Comunista y el Frente Regionalista Verde Social.

El plebiscito estaba fijado para el 26 de abril, pero debido a la pandemia del coronavirus, que llevó al presidente Sebastián Piñera a decretar estado de excepción constitucional de catástrofe, se fijo para el 25 de octubre, modificando todo el calendario electoral del país.

piñera.mp4

El Presidente de Chile, Sebastián Piñera, decretó el estado de catástrofe.

"Hoy, ejerciendo mis facultades constitucionales he decretado el estado de excepción constitucional por catástrofe", afirmó el mandatario, medida que tendrá una vigencia de 90 días y que deja en manos de las Fuerzas Armadas el resguardo del orden y la seguridad, en momentos que los casos de coronavirus aumentaron a 238 en el país.

Hoy, ejerciendo mis facultades constitucionales he decretado el estado de excepción constitucional por catástrofe" (Sebastián Piñera, Presidente de Chile)

De esta forma, las elecciones municipales, de gobernadores regionales y convencionales constituyentes (en el caso de ganar la opción del cambio de constitución) quedaron fijadas para el 4 de abril de 2021.

Chile vive, además de la situación crítica por la pandemia del coronavirus, una crisis social que comenzó el pasado 18 de octubre con el estallido popular, que derivó en masivas marchas con reclamos múltiples, que llevaron al gobierno del derechista Sebastián Piñera a cambiar sus políticas de gobierno, e inclusive a llamar a un plebiscito que permita cambiar la Constitución actual de Chile, que data de 1980, cuando el dictador Augusto Pinochet gobernaba el país.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario