Mundo

Evo Morales: "Nunca en mi vida le he pedido a las instituciones que hagan cosas ilegales"

Desde México, donde recibió asilo, el depuesto presidente de Bolivia renovó sus denuncias en torno al golpe de Estado que lo derrocó, rechazó las acusaciones de fraude electoral, y lanzó fuertes críticas contra la Organización de Estados Americanos (OEA).

Desde México, donde recibió asilo, el depuesto presidente de Bolivia, Evo Morales, renovó sus denuncias en torno al golpe de Estado que lo derrocó, rechazó las acusaciones de fraude electoral, y lanzó fuertes críticas contra la Organización de Estados Americanos (OEA)

"Nunca en mi vida le he pedido a las instituciones que hagan cosas ilegales", afirmó Morales en una conferencia de prensa, la primera que brindó más allá de sus declaraciones ayer desde el aeropuerto al arribar a México.

Además, dijo que “la OEA está al servicio de EEUU”. “Debería llamarse Organización de Estados del Norte y no de América”, fustigó.

Morales fue depuesto el domingo en medio de protestas opositoras y la complicidad de las Fuerzas Armadas. El conflicto, que ya venía desde hace meses por la legalidad de un eventual cuarto mandato, se agravó a raíz de dudas que surgieron en el recuento de votos.

Primera conferencia de Evo Morales en México

Los primeros resultados le daban una amplia victoria a Morales pero no suficiente para ganar en primera vuelta. Luego, tras una interrupción en el escrutinio, la ventaja se agrandó y le alcanzaba para evitar el balotaje.

Sin embargo, la OEA alertó sobre irregularidades por lo que finalmente Morales accedió el pasado domingo a llamar a nuevas elecciones. No fue suficiente y ante la presión opositora y militar debió renunciar y exiliarse en México.

Evo Morales hizo un llamado para que la oposición de su país deponga las armas durante una rueda de prensa en la que reiteró su agradecimiento al gobierno mexicano por haberle salvado la vida.

"En mis primeras elecciones presidenciales en 2002 ganamos pero nos lo robaron y en mi última participación también ganamos pero nos robaron", destacó Morales.

La rueda de prensa se produjo un día después de su llegada a México, país que le ofreció asilo político, y de que la legisladora opositoria Jeanina Áñez se autoproclamara mandataria interina en una sesión legislativa sin quorum. "Solo pido al Tribunal Constitucional que cumplan con la legalidad", subrayó Morales.

Al referirse al informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre los comicios en Bolivia, Morales se quejó porque, dijo, "predominaba la interpretación".

"Deberían haber dicho que haya segunda vuelta y no recomendar nuevas elecciones (...) la OEA está al servicio de Estados Unidos (...), debería llamarse Organización de los Estados del Norte y no de América", aseveró Morales.

La OEA concluyó en su informe que hubo irregularidades en el proceso electoral del 20 de octubre y pidió la repetición de los comicios y un recambio de las autoridades del tribunal electoral.

Morales aseguró que regresaría para "pacificar" su país si los bolivianos se lo piden, tras semanas de protestas violentas que llevaron a su dimisión.

"Si mi pueblo pide estamos dispuestos a volver para apaciguar, pero es importante el diálogo nacional", dijo Morales, y añadió: "vamos a volver tarde o temprano. Que mejor lo antes posible para pacificar Bolivia".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario