La Casa Blanca, más hostil con China: limitará a diplomáticos

Mundo

Washington - Los diplomáticos chinos en Estados Unidos tendrán que pedir una autorización oficial para acudir a universidades o para entrevistarse con dirigentes locales, anunció ayer el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo.

“Desde hace años, el Partido Comunista chino multiplica las trabas para los diplomáticos estadounidenses que trabajan en China”, a los que somete a un “proceso opaco de autorización previa” para “impedirles” entrevistarse libremente con la población, dijo Pompeo en rueda de prensa. “Anuncio que el Departamento de Estado ha establecido un mecanismo por el que se exige una autorización para los diplomáticos chinos en Estados Unidos que deseen acudir a campus de universidades y reunirse con dirigentes locales”, añadió.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario