Francia: trabajadores de la Ópera de París bailaron el Lago de los Cisnes en la vía pública  

Mundo

Bailarines de la Opera Garnier brindaron un espectáculo gratuito en la explanada en reclamo por el proyecto de reforma de jubilaciones que tiene en vilo al país.

El cuerpo de bailarines de la Ópera Garnier de París sorprendieron a cientos de locales y turistas en la víspera de la nochebuena, al brindar un espectáculo gratuito en la explanada del teatro en protesta por la reforma previsional anunciada por el presidente francés, Emmanuel Macron.

Opéra Garnier.mp4

Bailarines de la Ópera de París representan en Lago de los Cisnes en protesta contra la reforma previsional de Macron.

Los trabajadores interpretaron algunos pasajes del Lago de los Cisnes del compositor ruso Piotr Ilich Tchaicovsky, ante la ovación de los presentes. En tanto, detrás de ellos podían leerse consignas como "La ópera de París en huelga" y "La cultura en peligro".

El régimen especial del que gozan los integrantes de la Ópera de París es uno de los más antiguos de Francia. Fue concedido por Luis XIV en 1698 y permite que los bailarines se jubilen a los 42 años y los músicos cumplidos los 60, refirió la agencia de noticias EFE.

La reforma emprendida por el presidente Emmanuel Macron quiere unificar en un sistema universal por puntos los 42 regímenes distintos actuales y los trabajadores de la Ópera parisina temen perder sus privilegios.

La huelga en Francia contra la reforma del sistema previsional lleva 20 días y se estima que ya le costó a la compañía ferroviaria estatal (SNCF) unos 400 millones de euros.

El primer ministro, Édouard Philippe, presentó el lunes un calendario de negociaciones sobre su proyecto de reforma a partir del 7 de enero con los sindicatos y la patronal mediante múltiples reuniones con los ministros competentes.

Pero Philippe Martínez, el líder de la Confederación General del Trabajo (CGT, el principal sindicato convocante de los paros), advirtió este martes que no le gustó la forma utilizada por el primer ministro Philippe para ese anuncio -un comunicado en lugar de una invitación- y dijo que no sabe de qué se va a discutir, en una entrevista a la emisora France Info.

Por eso Martínez no dio garantías de acudir a la mesa de negociaciones y repitió su exigencia de que se retire una reforma que a su juicio está diseñada con un objetivo "presupuestario" y subrayó que lo que hace falta, por el contrario, es "más dinero para la protección social".

Por su parte, el secretario de Estado para las jubilaciones, Laurent Pietraszewski, insistió en que la pelota está en el tejado de los sindicatos para encontrar un compromiso porque el Ejecutivo ha manifestado su disposición con sus propuestas y la negociación que ha abierto, en otra entrevista al canal BFMTV.

Un posible nuevo frente que podría complicar las cosas son las huelgas en las refinerías. Según la CGT, dos van a tener que suspender totalmente su actividad (Lavéra, en el sureste y Grandpuits, en la región de París).

La ministra de Transportes, Elisabeth Borne, se esforzó en subrayar que no hay riesgo de desabastecimiento de combustible.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario