La contaminación deja sin agua potable a Río de Janeiro

Mundo

Se cuadriplicó la compra de agua embotellada en la ciudad y el gobierno debió postergar el inicio de clases. Brasil posee la mayor reserva de agua dulce del mundo.

Primero el agua estaba sucia, después con detergente: los residentes de Río de Janeiro vieron en las últimas semanas salir de sus canillas agua de mala calidad, el más reciente problema ambiental de Brasil.

Hace poco más de un mes surgieron las primeras denuncias de que el agua de uso cotidiano estaba maloliente y de color marrón. La empresa gestora, Cedae, aseguró que las alteraciones se debían a la presencia de geosmina, una sustancia química generada por las algas.

@andrewbretton on Twitter
Nath Correa on Twitter

La entidad, que despidió al director de la planta de tratamiento de aguas de Guandu, usó carbón activado para limpiar la geosmina y aseguró a los 12 millones de habitantes del área metropolitana de Río que el agua era potable.

Pero el lunes se vio obligada a suspender el suministro desde Guandu tras hacer otro anuncio embarazoso: la detección en el agua de niveles importantes de detergente, de origen desconocido.

CEDAE on Twitter

La planta abastece de agua a nueve millones de personas. La suspensión del suministro por 14 horas afectó a una importante proporción de la ciudad en pleno verano.

G1 on Twitter
CEDAE on Twitter

En tanto, se cuadriplicaron los pedidos de agua embotellada ante la desconfianza de la población de beber del grifo. Mientras en las calles los vendedores triplicaron el precio de una botella de 1,5 litros a seis reales (casi 1,5 dólares).

flaviofachel on Twitter

La falta de agua potable obligó a las autoridades a aplazar el inicio del año escolar del miércoles al jueves en más de 1.500 escuelas públicas. El gobierno está, además, bajo presión por la cercanía del carnaval más famoso del mundo, dentro de dos semanas, que atraerá a unos dos millones de turistas.

La crisis del agua en Río es el más reciente problema ambiental de Brasil, un país que posee la mayor reserva de agua dulce del mundo y el 60% de la selva amazónica.

Oficial luciano #coronavirus #Gabigol on Twitter

El gobernador del estado de Río de Janeiro, Wilson Witzel, un exaliado de Jair Bolsonaro, enfrenta criticas por el manejo de Cedae y fue acusado por sus adversarios de desmantelarla para minar su prestigio y reforzar su propuesta de privatizarla.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario