Nueve países piden a la UE un coronabono para enfrentar la pandemia

Mundo

Italia, España y Francia, los más afectados de la UE, exigieron la emisión de un instrumento común de deuda.

Los líderes de nueve países de la Unión Europea (UE), incluyendo a los presidentes de España, Pedro Sánchez, y de Francia, Emmanuel Macron, así como el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, llamaron al bloque a acordar un "instrumento común de deuda" para recaudar fondos que apoyen a la industria de la salud y a la economía en general, mientras luchan por frenar la pandemia de coronavirus COVID-19.

En vísperas del Consejo Europeo que se celebrará por videoconferencia este jueves, proponen pedir a la Comisión Europea (CE, órgano ejecutivo de la UE) la creación de "coronabonos" que serían emitidos por "una institución europea para conseguir fondos en el mercado, sobre la misma base y para beneficiar a todos los Estados miembros", informó la agencia EuropaPress.

El objetivo de Italia, España, Francia, Bélgica, Grecia, Irlanda, Luxemburgo, Portugal y Eslovenia es asegurarse financiación a largo plazo para las políticas sanitarias y económicas que sean necesarias.

Los líderes de los nueve países, entre los que figuran los más afectados a nivel mundial como Italia y España, defendieron ante la UE la necesidad de un instrumento financiero común para hacer frente a "un shock externo simétrico, del que ningún país es responsable pero cuyas consecuencias negativas afrontarán todos" y ante la que todos son "responsables colectivos" de dar una respuesta europea unida y eficaz.

El coronabono debería tener un tamaño y plazo de vencimiento suficiente "para ser totalmente eficiente y evitar riesgos de refinanciación ahora y en el futuro", agregaron los gobernantes de la UE.

En un momento en que todos los países toman medidas extraordinarias para hacer frente a las crisis económica y sanitaria causada por el coronavirus COVID-19, Macron, Sánchez y Conte esperan que los anuncios del Banco Central Europeo (BCE), del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y la disposición de la Comisión para dar flexibilidad presupuestaria se vean acompañados por "decisiones igualmente audaces en política fiscal".

El martes, los ministros de la UE no consiguieran un acuerdo sobre una emisión de deuda común aunque anunciaron una extensión de las líneas de crédito del fondo de emergencias MEDE.

El liderazgo político de Macron frente a la crisis por la pandemia de coronavirus le ha valido la recuperación de su popularidad luego de meses a la baja por su controvertida reforma de las pensiones.

Según un sondeo de Ipsos, la "guerra" sanitaria declarada por el presidente de Francia en sus discursos a la nación lo reubicó en un 44% de opiniones favorables, el mismo nivel de cuando asumió en 2017.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario