Un duro entre los duros

Mundo

Exempresario millonario del sector tecnológico, Naftali Bennett lidera la formación Yamina, que aboga tanto por el ultraliberalismo económico, como por la línea dura ante Irán y por la anexión de casi dos tercios de Cisjordania ocupada.

Bennett, hombre de extrema derecha mucha popularidad entre los colonos israelíes, entró en la escena política hace ocho años y se convirtió rápidamente en una figura ineludible del “campo nacionalista”.

Con 49 años, casado y padre de cuatro hijos, practica un judaísmo estricto, aunque abierto a la modernidad.

Hijo de inmigrantes estadounidenses, nació el 25 de marzo de 1972 en Haifa (norte).

Aunque hoy defiende el “consenso”, durante años se caracterizó por sus comentarios radicales.

Por ejemplo, ha sostenido que no hay ocupación israelí en Cisjordania puesto que “nunca existió un Estado palestino”. “Hay que matar a los terroristas, no liberarlos”, señaló en referencia a los presos palestinos.

Dejá tu comentario