Una universidad abrió y enfrenta un desastre

Mundo

Nueva York - Poco después de abrir sus puertas a los estudiantes, la Universidad de Carolina del Sur registró 1.026 pruebas positivas del nuevo coronavirus y la semana pasada registró una tasa de positividad de las pruebas entre estudiantes y profesores del 26,3%.

Bob Caslen, presidente de la universidad, se refirió al creciente número de casos en una carta del 1 de septiembre a la comunidad del campus, que se conoció públicamente ayer.

“Nuestro número total de casos activos es mayor de lo que esperábamos en este momento, y el comportamiento de algunos estudiantes fuera del campus es a la vez decepcionante e inaceptable”, escribió Caslen.

Caslen dijo que la institución puso en cuarentena a varias agrupaciones estudiantiles por su papel en la organización de fiestas.

Hace menos de una semana, la policía debió intervenir para poner fin a una fiesta en la pileta en una residencia privada cerca del campus de Carolina del Sur.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario