El club de los 8

Municipios

Los resultados de las últimas elecciones marcaron el retorno de ocho intendentes. Los jefes municipales fueron electos a través del Frente de Todos. Seis de ellos hicieron valer aquella frase de "el que se va sin que lo echen vuelven sin que lo llamen".

Hay regresos de todo tipo. El cine, la música y el deporte muestran varios ejemplos. Y es que la vuelta al ruedo tiene varias aristas y, en sus extremos, se ubican la gloria y el infierno. Claro, la política no está exenta. Y en los municipios, esa primera ventanilla donde el vecino expone sus pequeños grandes problemas, todo sucede de manera más visceral. Por eso, el retorno nunca pasa desapercibido. Al contrario, se hace bandera. Más en épocas de crisis.

Los resultados de las últimas elecciones de octubre marcaron el retorno de ocho intendentes: Fernando Espinoza, en La Matanza; Juan José Mussi en Berazategui; Lucas Ghi, en Morón; Alejandro Dichiara, en Monte Hermoso; Alberto Gelené, en Las Flores; Ricardo Móccero, en Coronel Suárez; Jorge Paredi, en Mar Chiquita; y María Celia Gianini, en Carlos Tejedor.

Pese a que todos los casos tienen sus particularidades, hay algo que los une: los ocho jefes municipales fueron electos a través del Frente de Todos. Se trata en este caso de un regreso en simultáneo con el cambio de color político que se dio tanto en Buenos Aires como en el país. Es más, seis de los ocho que volvieran a sentarse en el sillón municipal hicieron valer aquella frase de “el que se va sin que lo echen vuelven sin que lo llamen”. Es que sólo Paredi y Gianini fueron derrotados por Cambiemos en las elecciones generales de 2015. El resto, por diversos motivos, no se presentaron. Por lo que regresaron al cargo sin que el voto popular lo corra.

En total, fueron más de 30 los exintendentes que intentaron volver al poder en los 135 municipios de la provincia. Sólo lo concretaron ocho. Hubo excaciques de alto peso que se quedaron con las ganas. Raúl Othacehé, en Merlo; Jesús Cariglino, en Malvinas Argentinas; o Francisco Gutiérrez, en Quilmes, son algunos de los ejemplos.

Morón - Lucas Ghi

En dos de los 24 municipios del Conurbano, el peronismo volvió a imponerse luego de haber sido derrotado en 2015 con la ola macrista. Mayra Mendoza se impuso a Martiniano Molina en Quilmes y será intendenta por primera vez. El otro caso se dio en Morón, donde Lucas Ghi salió victorioso en la contienda ante Ramiro Tagliaferro por tres puntos y volvió a hacerse cargo del municipio que ya administró entre 2009 y 2015, cuando le cedió la candidatura local a Hernán Sabatella (hermano de Martín).

Entre los números más sorprendentes, Ghi tendrá como gran objetivo bajar la mortalidad infantil, que según expresó, durante el gobierno de Tagliaferro, creció un 30 por ciento en Morón. El nuevo intendente expresó que hay una deuda de 1200 millones de los cuales 600 millones se le deben a un solo proveedor. Luego de volver a poner en su lugar el busto de Néstor Kirchner que había sido removido (en claro gesto simbólico), el jefe municipal redujo en un 50 por ciento la planta política de la ciudad.

Las Flores - Alberto Gelené

El exintendente de Las Flores ganó en las elecciones de octubre por 22 puntos y volvió a sentarse en sillón municipal luego de cuatro años. Ya fue jefe municipal entre 2003 y 2015, ese año decidió no presentarse y el candidato de su espacio, Fabián Blanstein, cayó ante el macrista Ramón Canosa.

Una de las primeras medidas que tomó cuando volvió a ocupar su cargo fue enviarle al Tribunal de Cuentas local un pedido para que lo exima de cobrar su salario como intendente. “La Ciudad está con necesidades económicas urgentes y teniendo en cuenta que tengo ingresos que me permiten solventar mi vida y la de mi familia me parece un buen paso que se utilice ese sueldo, que es importante, para otros fines”, le dijo a este diario Gelené.

En nuestro municipio se perdieron cerca de dos mil puestos de trabajo. Tenemos muchas complicaciones financieras y estamos comprometidos con proveedores y con fondos afectados que se utilizaron para el gasto corriente del municipio”, agregó.

Berazategui - Juan José Mussi

Jefe municipal de Berazategui entre 1987 y 1994 y también de 2003 a 2010, Juan José Mussi es el más experimentado de los políticos que volvieron a ocupar el máximo rol al frente del municipio. A diferencia de los casos antes mencionados, el médico clínico retornó al sillón sucediendo a un correligionario. Su hijo Juan Patricio ocupó el cargo entre 2010 y 2019. Berazategui fue uno de los municipios que mejor valoración tuvo de su gestión durante los cuatro años de macrismo.

“Asumo en un momento dificilísimo para el país y Berazategui no es una isla. Hemos pasado momentos muy buenos. Vengo como corresponde a enfrentar en la malas, con el compromiso de no fallarle a todos los vecinos que creyeron una vez más en nosotros”, sostuvo en su asunción.

Y agregó que “los rasgos fundamentales de mi gestión será el de enfrentar la crisis. Y dentro de la crisis, algo esencial como el hambre. Vamos a acompañar a Alberto Fernández y a Cristina Fernández de Kirchner en esta lucha. El municipio ya viene trabajando en una línea: tenemos 7 mil familias bajo el programa que le entrega un ticket por un valor, eliminando el clientelismo de la bolsa de alimentos, y además, en vez de que se favorezca un solo proveedor, se benefician todos los comercios de Berazategui. Son alrededor de 10 millones y medio de pesos que circulan por la ciudad”.

Monte Hermoso - Alejandro Dichiara

Alejandro Dichiara regresó al municipio donde fue intendente entre 2005 y 2011, cuando dejó el cargo para asumir como senador provincial. Su llegada se dio en reemplazo de Marcos Fernández, quien fue jefe municipal de 2011 a 2019 y que ahora asumirá como concejal.

Exdirector de Turismo (98-99) y exjefe de Gabinete de Producción de la Provincia (2003-04), Dichiara ganó las elecciones con el 66 por ciento de los votos. “¿Qué cambió desde mi primera intendencia? Creo que los cambios los fuimos viviendo todos juntos, a la par del crecimiento de la ciudad. Hoy tenemos áreas como Medio Ambiente, Seguridad, Planeamiento y planificación, que son fundamentales para este momento que está atravesando Monte Hermoso”, sostuvo.

Y sumó que “estamos convencidos de que el motor de la economía es el turismo, así como la seguridad, la educación, la salud y el deporte. Pero también sabemos que hay que defender nuestro principal recurso natural, que es la playa, y que debemos ser inflexibles para evitar la circulación vehicular por la costa, el rompimiento de la cadena de médanos y la extracción de arena mediante el uso de palas mecánicas”.

Carlos Tejedor - María Celia Gianini

“El escenario que vamos a tener es muy complejo, tanto para Alberto, como Axel y nosotros a nivel local. Fueron cuatro años donde se aplicaron políticas que significaron un fuerte retroceso en cuanto a calidad de vida de los vecinos”, sostuvo una vez electa, María Celia Gianini. Su diagnóstico es similar al del resto de los intendentes de la Provincia.

Cuenta en su haber con la experiencia de haber gobernado el municipio en dos períodos, entre 2007 y 2015. Llegó al cargo mostrando gran parte de los logros alcanzados por Emilio Monzó como jefe municipal local. En las elecciones de 2015 cayó ante el radical Raúl Sala quien, tras perder en 2019 ante la candidata a la que había vencido cuatro años antes, se fue al municipio de Villegas para trabajar como ministro de Salud.

En la comparativa con lo que dejó y lo que recibió, Gianini asegura que la deuda actual es de 91 millones de pesos frente a los más de 4 millones que dejó ella en 2015. Una de sus primeras medidas fue reducir en un 10 por ciento la planta política.

Coronel Suárez - Ricardo Móccero

Al igual que su par, Alberto Gelené, de Las Flores, el intendente de Coronel Suárez, Ricardo Móccero, decidió no cobrar su sueldo para de alguna manera contribuir a la situación económica en la que se encuentra el municipio. “Nos encontramos con un presupuesto aprobado por el Concejo Deliberante de $1.200 millones para la gestión 2019, pero con un ejecutado de $1.332 millones, esto significa que hubo un exceso de partidas presupuestarias en $132 millones. Como estos movimientos no se permiten, el Contador Municipal –funcionario de ley—con un sello aclara la falta de partidas, y yo como intendente, debo asumir la responsabilidad de firmar, porque, de lo contrario, no podrían estar cobrando, en el día de hoy el aguinaldo los empleados municipales”, aseguró Móccero, quien vuelve al cargo que ocupó entre 1995 y 2013 cando fue electo diputado provincial. Y agregó que se trata de un municipio que “no es sustentable” y que “es inviable”.

La Matanza - Fernando Espinoza

Se sabe, La Matanza no es un municipio más. Su población, densidad y superficie lo convierte en el distrito más importante de la Provincia. Con más de un millón de personas habilitadas para votar, Fernando Espinoza se quedó con la intendencia al conseguir el 64 por ciento de los votos y será jefe municipal por tercera vez. Llega en reemplazo de Verónica Magario, quien fue electa vicegobernadora de la Provincia.

Una de sus primeras medidas fue anunciar que los trabajadores municipales recibirán un bono de 12.750 pesos. “Estamos en un momento fundacional tanto del país como de la Provincia, donde terminamos con 4 años de mucho dolor y angustia, y estoy convencido de que, con Alberto (Fernández) y Cristina (Kirchner) en la Nación; y con Axel (Kicillof) y Verónica (Magario), en la provincia de Buenos Aires, vamos a poner en movimiento la economía para que Argentina vuelva a estar de pie”, sostuvo.

Mar Chiquita - Jorge Paredi

“Recibimos una municipalidad devastada por lo cual este verano va a ser de mucha austeridad. Hay que meterle gestión, trabajo y sacrificio. Al turista hay tratarlo con amabilidad, cariño y afecto. En cada uno de esos detalles vamos a ir ganando gente que se enamore de Mar Chiquita”, manifestó hace días Jorge Paredi, intendente de la ciudad balnearia. Luego de caer derrotado en las elecciones de 2015, el jefe municipal retornó al poder al vencer a Carlos Ronda por 49 a 44 por ciento. Vuelve al sillón por quinta vez. “No estamos viviendo una época fácil. Seguimos adelante con políticas públicas activas, que promuevan el bienestar de la gente. Tenemos un equipo todo terreno para darle los mejores servicios a los residentes y visitantes. Ojalá que sea la temporada en la cual mar Chiquita se ponga de pie”, expresó como deseo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario