Vacunatorios: el rol de los municipios, en jaque

Municipios

Los jefes comunales del PRO le reclaman al Estado provincial mayor injerencia en el plan de inoculación. Aseguran que "el gobernador no quiere que aparezcan los intendentes vacunando". Desde Provincia les exigen que se ocupen del calendario nacional.

Tras la llegada del último cargamento de vacunas, la Provincia aceleró como nunca antes el proceso de inoculación y en la actualidad ya supera las 100 mil dosis aplicadas a diario. El objetivo es claro: culminar en los próximos días con segundo hito, que incluye a personas de 40 a 59 años con enfermedades preexistentes y a los mayores de 60.

Los 400 mil turnos entregados durante el fin de semana pasado fueron la muestra clara de cómo el ejecutivo bonaerense se encamina a ser la primera jurisdicción en poder concretar una vacunación masiva en camino hacia una nueva normalidad.

Ya son casi 6 millones de bonaerenses los que fueron inoculados desde el comienzo de la pandemia y la Provincia habilitó desde el pasado sábado la vacunación libre, sin turno preexistente, para los mayores de 70 años.

Tras firmar un acuerdo por 10 millones de vacunas con India (extensible por 5 millones más), la primera jurisdicción en alcanzarlo, el Ejecutivo se animó incluso a plantear un escenario “un poco más normal” para agosto, según palabras del ministro de Salud, Daniel Gollán, quien también sostuvo que “antes de fin de mes vamos a estar vacunando a muchas personas menores de 40 años”.

VACUNA3.jpg

Con este panorama, el Gobierno provincial se entusiasma con llegar a las PASO de septiembre con toda la población mayor de 18 años vacunada, al menos con la primera dosis. Sin embargo, no todos recibieron estas proyecciones de la misma manera. El Grupo Dorrego, integrado por varios intendentes del PRO bonaerense y liderados por Jorge Macri, Néstor Grindetti, Julio Garro y Diego Valenzuela profundizó en las últimas horas el reclamo que ya habían realizado tiempo atrás para que la Provincia incluya a los jefes comunales en la planificación para la aplicación de las vacunas.

Los intendentes sostienen que se incluyera a las comunas se podría “agilizar el plan de vacunación y garantizarle a los bonaerenses una rápida aplicación”. Y para esto pusieron a disposición los vacunatorios locales y el personal correspondiente para lograr acelerar el plan de inoculación.

Cruces internos

El reclamo de los intendentes no es nuevo. La Provincia ya había dado una respuesta al respecto y aclarado que llegado el momento los municipios podrían sumarse, pero que en esta etapa no sería necesario. Lo que ni el ejecutivo bonaerense ni los intendentes opositores dicen es que, más allá de las bondades de la vacuna, lo que está en juego también es la intervención de los distintos estados de cara a las elecciones. Lo que bien podría ser descripto como el rédito político.

Con las PASO cada vez más cerca los cruces entre la Provincia y la oposición van ganando fuerza debido a la incertidumbre que sobrevuela hoy el panorama político de una nueva elección en la que sin dudas se pondrán en juego el trabajo del Ejecutivo en relación con la salud y las consecuencias económicas de las restricciones.

Los municipios buscan en concreto poner a disposición las Unidades de Atención Primaria y Centros de Atención. En Vicente López, por caso, alguna de las unidades que podrían adaptarse para la vacunación covid serían UAP Ravazzoli, Barbero, Bermúdez, Blanca Acosta, Instituto Marini, el Hospital Municipal Houssay y el Centro de día Geriátrico Municipal. Con una veintena de enfermeros la capacidad de vacunación podría llegar a 1.200 personas por día.

VACUNA 1.jpg

En esta línea, el intendente Jorge Macri le dijo a Municipios que “la llegada de más vacunas es una buena noticia, pero creemos que es indispensable que el Gobierno provincial tenga en cuenta a los municipios para poder agilizar la vacunación. Como ya lo hicimos en otras oportunidades, ponemos nuevamente a disposición los Centros de Atención Primaria, lugares equipados y con personal de salud capacitado para vacunar. Si trabajamos en conjunto vamos a poder llegar a más bonaerenses”.

La situación en Lanús no difiere. La ciudad cuenta con 17 salas y 100 vacunadores municipales que forman parte de la plantilla de la Secretaría de Salud local. “Son dependencias locales que están hace 20 ó 30 años, no es infraestructura PRO”, le dice a este diario una fuente local. “Son lugares conocidos por los vecinos y están preparados para eso. No son vacunadores PRO. Esta misma situación se da en el resto de la Provincia. Hay más de 1.700 unidades sanitarias que no se están utilizando y es un sinsentido que se hayan montado vacunatorios paralelos cuando están los oficiales”, agrega. Y profundiza: “El gobernador no quiere que aparezcan los intendentes vacunando. Hay un claro sesgo político en el que se quieren llevar todo el crédito. Es una mirada mezquina. Vemos episodios relacionados a una mirada política partidaria. Cuando se vacuna en el sindicato de SUTEBA te lleva a pensar qué característica diferencial tiene un sindicato respecto de un vacunatorio. Lo mismo con los clubes de barrio o con la universidad o la puerta del PAMI. Y eso genera problemas de logística. No está pensado de una manera eficiente respecto de la gestión”.

En concreto, la Provincia tomó la decisión de llevar adelante todo el proceso de vacunación. Desde la inscripción de vecinos, los turnos, los centros de vacunación, la logística del territorio y para eso montó sus propios vacunatorios. Y bajo este panorama, la respuesta del ejecutivo no tardó en llegar. “Se agradece que se pongan a disposición, pero buscamos que en esos vacunatorios municipales se sigan administrando el resto de las vacunas del calendario y que no se interponga con las del covid. Hoy no tenemos un cuello de botella en los vacunatorios, por lo que no podemos avanzar más rápido. Lo que pedimos es que avancen con el calendario de vacunación de las otras vacunas porque además la escala que se necesita es más grande. Y se les pide que no nos ocurra lo que sucedió bajo el gobierno de María Eugenia Vidal que no se avanzó como correspondía y tuvimos que ver cómo se vencían miles de vacunas en depósitos”.

“Ya va a llegar el momento de que pasaremos a nuevas estrategias. Ellos tienen el rol de garantizar el programa nacional de inmunizaciones. Pero siempre trabajando colaborativamente. Cuando lo planteamos nos dicen que está bien. No entiendo esto de salir a cuestionar por los medios a reclamar cosas que en las reuniones están saldadas”, sumó Gollán.

Desde La Plata, a cargo de Julio Garro, el reclamo fue el mismo. Una fuente cercana al intendente le dijo a este suplemento que “ofrecimos los 46 centros de atención primaria de la salud donde no llegan los hospitales provinciales para responder a un reclamo lógico en el que la planificación se dio con turnos en los que una persona debía tomarse dos colectivos para ser vacunada”. Y agregó que “es necesario lograr una mayor aceleración en el proceso de vacunación dado que hay prácticamente 5 millones de vacunas en heladeras y eso no hace más que aletargar la agonía de los comerciantes, pymes y empresas que tienen que cerrar sus puertas por las restricciones. Los intendentes pretenden agilizar la vacunación para que haya menos cuarentena y así pueda repuntar la actividad económica”.

VACUNA 5.jpg

Por fuera del Grupo Dorrego, el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, dejó claro que el “desde el día uno pusimos al hospital municipal donde se vacunó al 80 por ciento del equipo de salud, como también Tattersal, los dos campos de deportes e hicimos todo lo relacionado a organización como también aportamos recursos humanos”. El dato clave para el distrito fue el acercamiento generado con la embajadora de Israel, lo que dejó abierta la posibilidad de que la vacuna de aquel país pueda probarse en el distrito.

Ante esta realidad, la Provincia sigue sumando dosis de vacunas y agrandando el plan de vacunación con el fin de conseguir los pasos necesarios rumbo a conseguir una inmunidad de rebaño. Mientras tanto, los cruces políticos crecen de cara a lo que será una nueva contienda electoral donde la salud será uno de los focos claves para destacar o cuestionar.

Dejá tu comentario