Economía

Nace un gigante de reparto de comidas

Londres. La compañía británica de entrega de comida a domicilio Just Eat y su rival holandesa Takeaway.com anunciaron ayer su intención de fusionarse para crear un gigante en este sector que está en plena expansión. La fusión de las dos compañías crearía una plataforma valorada en 11.000 millones de dólares, capaz de competir con Deliveroo, con sede en Reino Unido, y la estadounidense Uber Eats, indicaron ambas compañías en un comunicado.

La nueva empresa estaría presente en países como Reino Unido, Alemania, Holanda y Canadá.

Los accionistas de Just Eat tendrán el 52,2% de la nueva entidad, que tendrá sede en Holanda, aunque seguiría cotizando en la Bolsa de Londres.

Tras el anuncio realizado ayer, las acciones de Just Eat en el FTSE-100 de Londres llegaron a subir más de un 20%.

La nueva entidad se convertiría en una de las mayores plataformas de entrega de comida a domicilio en el mundo, con cerca de 360 millones de pedidos al año.

Este es un mercado que está sumando jugadores en todo el mundo. Los mencionados Deliveroo y Uber Eats compiten en algunos países con las plataformas Glovo y Rappi y otras expresiones locales .

Just Eat y Takeaway tienen un inversor en común: Cat Rock. El hedge fund estadounidense viene ejerciendo presión sobre la primera plataforma para que se fusionara con la segunda, en un intento por consolidarse en un sector que mueve u$s100.000 millones anuales y donde empresas como UberEats, Delivery Hero, Deliveroo, Grubhub y Glovo batallan por un lugar de liderazgo.

En el último ejercicio, Just Eat tuvo unos ingresos de alrededor de u$s950 millones frente a los u$s258 millones declarados por Takeaway.com.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario