Buenos Aires: fuerte crecimiento de casos en el Interior

Nacional

La tasa de duplicidad en algunos municipios del interior se encuentra muy por debajo del promedio del AMBA. Pese a que la ocupación de camas aún no es alta, hay distritos que refuerzan su situación actual para contener la suba de positivos.

El Ministerio de Salud de la Provincia sigue con atención, y preocupación, la situación epidemiológica en el Gran Buenos Aires. Las internaciones crecen y las proyecciones expuestas por el viceministro Nicolás Kreplak hablan de un 91 por ciento de camas UTI ocupadas para fin de mes.

Bajo este escenario, el ejecutivo bonaerense ya puso en marcha un plan de incrementación de camas para poder, en perspectiva, bajar ese número de ocupación estimada y así descomprimir una futura saturación del sistema.

Sin embargo, la inquietud de la Provincia no sólo está puesta en el GBA. El fuerte aumento de casos en el interior también encendió las alertas. La mirada está puesta en la gran baja en la tasa de duplicidad de contagios que se está dando en varios municipios que no pertenecen al Conurbano.

Cada vez son más los distritos que pierden los beneficios de la Fase 5 y deben retroceder un escalón debido a la proliferación de casos. Claro, los números no generan el mismo impacto que en el AMBA. Pero la realidad puede llegar a ser la misma debido a que las camas para internación también son menos.

El caso de Pinamar es uno de los grandes exponentes. La ciudad costera presenta hoy tiene una duplicación de contagios de Covid-19 cada 3,4 días. La menor de toda la Provincia. Esto se debe a un brote que comenzó hace tres semanas (que también afectó al intendente) y que por el momento no se detiene con 89 activos (122 casos desde que empezó la pandemia).

En una situación similar se encuentra San Nicolás. El municipio gobernado por Manuel Passaglia, presentó ayer su peor jornada con 17 confirmaciones y pasó a tener 48 activos (85 desde el inicio de la pandemia). La duplicidad en la ciudad se da hoy cada 6.2 días.

Para entender el cuadro de situación, el tiempo de duplicidad está muy por debajo del promedio del GBA que hoy ronda los 23 días. En Avellaneda, por ejemplo, es de casi 30 días.

En el Interior hay 1509 camas dispuestas y hasta el momento solo son 498 las ocupadas. El porcentaje de ocupación hoy es solo del 33 por ciento, pero la lectura se da en un territorio muy vasto donde, incluso, hay municipios (cada vez menos) que todavía no presentan casos. El problema que empieza darse hoy es el crecimiento exponencial en diferentes distritos como los ya mencionados y otros que también atraviesan alzas en los activos y baja en el tiempo de duplicidad.

En Magdalena, por caso, la situación es incluso más preocupante. Pese a que el tiempo en la duplicidad es mayor (7.4 días) los positivos cada 100 mil habitantes ascienden a 436, un número más cercano al promedio del Conurbano. Lo mismo sucede en Brandsen, donde registraron 23 casos en los últimos tres días y la cantidad de casos cada 100 mil habitantes es de 467, con una duplicidad cada 11 días.

Es en esta tasa donde, entre municipios de gran caudal poblacional, se cuelan otros más pequeños como Dolores, Pila o Tordillo. En la primera con 19 casos en los tres últimos días. Y un promedio cada 100 mil habitantes de 1037 personas, un número con el que supera a grandes distritos del GBA como Vicente López, Ezeiza o Tigre.

En Pila, el tercer distrito más chico de la Provincia, la situación también sorprende. Son 39 contagiados en un pueblo de menos de 4 mil personas. Lo que representa un 983 cada 100 mil habitantes. Algo parecido a lo que pasa en Tordillo, la localidad bonaerense menos poblada: 13 casos para menos de 2 mil habitantes.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario