Provincia: sugieren priorizar cobertura social antes que reducir déficit

Nacional

Dirigentes del peronismo elaboraron un trabajo de coyuntura en el que piden acelerar la actividad y la inversión. También sugieren regular el mercado de alimentos.

Economistas y dirigentes del peronismo bonaerense elaboraron un extenso informe de coyuntura en el que aconsejan darle prioridad a la ayuda social antes que reducir el déficit fiscal, en momentos en que el Estado debe obrar como multiplicador de la inversión y acelerador de la actividad. Además, plantean la necesidad de regular con mayor fortaleza el mercado de alimentos para cuidar el poder adquisitivo de la población Y consideran que, a nivel mundial, los Estados deberán acentuar su intervención en la economía para impedir que se profundice la crisis de 2020.

El grupo de economistas, que trabaja en el Frente de Todos, está conformado por el exviceministro de Economía de la Nación y actual secretario administrativo del Senado provincial, Roberto Feletti; el exsenador bonaerense y actual director General de Planificación de la Cámara alta, Juan Manuel Pignocco; el extitular de ARBA, Martín Di Bella; el exdirector Nacional de Programación Económica del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas de la Nación, Horacio Rovelli, el contador Diego Perrella y la Dra. Érica Pinto.

Los autores remarcan que el adelantamiento de la segunda ola de la pandemia -del invierno al otoño- complicó el escenario, y que el país se encuentra en una situación menos sólida de lo esperado para enfrentar el embate, tanto en el plano sanitario como el económico.

Al momento de evaluar el desempeño macroeconómico de la Argentina, el análisis se focaliza en la política fiscal seguida por el Gobierno Nacional, en el entendimiento que el anticipo de la llegada de la segunda ola va a tensar aún más el precario estado presupuestario.

El informe reconoce que “el primer trimestre del año 2021 revela la paulatina recuperación de la economía, que se refleja en el aumento de los ingresos totales en términos reales y una evolución del gasto por debajo del crecimiento de la recaudación”.

En esa línea, al momento de describir la estrategia del equipo económico, los autores opinan que “la política seguida por el gobierno apunta a cerrar la brecha fiscal, manteniendo la tasa real de crecimiento de la recaudación por encima del gasto y disminuyendo paulatinamente el déficit a financiar”. No obstante, “la llegada anticipada de la segunda ola puede frustrar este recorrido, porque nuevamente las exigencias de intervención estatal para amortiguar sus efectos aumentarán”.

Por eso, indican que un crecimiento del 7% –como el que prevé el Ministerio de Economía- “exige la adopción de medidas tendientes a dotar de progresividad al sistema tributario y apuntalar la inversión pública”. En ese sentido, “es desaconsejable reducir el déficit fiscal cuando es el Estado el que debe obrar de multiplicador de la inversión y acelerador del nivel de actividad”. Ocurre que, en el actual escenario, “la prioridad deberá ser asistir a la población y, recién en segundo término, reducir el déficit fiscal”.

Dejá tu comentario