Tres intendentes del PBA renunciaron a su sueldo

Nacional

Los jefes de distrito de Las Flores, Chivilcoy y Coronel Suárez pidieron la eximición de sus remuneraciones debido a la situación que enfrenta cada ciudad.

Son tres historias diferentes con un desenlace común. Los intendentes de Chivilcoy, Las Flores y Coronel Suárez renunciaron a sus sueldos producto de la situación económica en la que se encuentran los distritos que administran. Se trata de Guillermo Britos, Alberto Gelené y Ricardo Móccero, respectivamente.

Pese a que los salarios son distintos, cada uno de los jefes de distrito dejó de lado la posibilidad de cobrar alrededor de 200 mil pesos. El anuncio, que fue hecho en las últimas horas, tuvo buena recepción en los municipios donde gobiernan. Algo que no pasó con un intendente del Conurbano quien, consultado por este diario, aseguró “es un reclamo que durante los cuatro años que estuvo Cambiemos en el poder no lo hizo nadie y que de golpe se convirtió en una bandera. Como si la rebaja de sueldos solucionara los grandes problemas que dejaron”, sostiene un peronista de la tercera sección del Conurbano.

Debido a la situación “dramática” en la que se encuentra el municipio, el jefe municipal de Las Flores, Alberto Gelené, le pidió al Tribunal de Cuentas local que lo exima de cobrar su remuneración como intendente. “La Ciudad está con necesidades económicas urgentes y teniendo en cuenta que tengo ingresos que me permiten solventar mi vida y la de mi familia me parece un buen paso que se utilice ese sueldo, que es importante, para otros fines”, le dijo Gelené a Ámbito Financiero.

El intendente, que cobra una jubilación por su larga trayectoria en la administración pública y cuenta con un estudio de ingeniería, asegura que es plata puede ser “bien utilizada para emergencias de salud y para atender otro tipo de necesidades inmediatas”. La noticia generó revuelo mediático para un municipio de casi 30 mil habitantes donde Gelené, de origen peronista, y electo por el Frente de Todos, ya estuvo a cargo entre 2003 y 2015. “En nuestro municipio se perdieron cerca de dos mil puestos de trabajo. Tenemos muchas complicaciones financieras y estamos comprometidos con proveedores y con fondos afectados que se utilizaron para el gasto corriente del municipio”, sostuvo.

“Congelamos los sueldos de toda la planta política, empezando por mi salario y el de todos los secretarios, directores y coordinadores que ocupan puestos políticos y no son empleados de carrera", explicó hoy por la mañana el jefe comunal de Chivilcoy, Guillermo Britos, quien fue reelecto como intendente a través de Consenso Federal.

En este sentido, indicó que el congelamiento regirá en principio hasta el 30 de junio de 2020 y que, "según la situación" su vigencia podría ser prorrogada. "Si todos los que tienen menores ingresos están en emergencia, claramente nosotros tenemos que dar el ejemplo", aseveró Britos en declaraciones a una radio.

La misma medida tomó el intendente de Coronel Suárez, Ricardo Móccero, quien en conferencia de prensa dio detalles con la situación en la que está la ciudad. “Nos encontramos con un presupuesto aprobado por el Concejo Deliberante de $ 1200 millones para la gestión 2019, pero con un ejecutado de $ 1332 millones, esto significa que hubo un exceso de partidas presupuestarias en $ 132 millones. Como estos movimientos no se permiten, el Contador Municipal con un sello aclara la falta de partidas, y yo como Intendente, debo asumir la responsabilidad de firmar, porque, de lo contrario, no podrían estar cobrando, en el día de hoy el aguinaldo los empleados municipales”, aclaró.

Móccero, que luego de cuatro años como diputado provincial, volverá a ocupar el rol de intendente por sexta vez agregó que “estamos pagando los aguinaldos de los trabajadores, con una firma en exceso del presupuesto a la cual me hago responsable. Cuando detallemos los números, quedará al descubierto por qué decimos que Coronel Suárez tiene un municipio inviable”.

Para finalizar, Gelené retoma el diálogo para dejar en claro que “el gasto general de la política tiene que ir de la mano con la situación general. Es tiempo de que todos acompañemos de alguna forma el esfuerzo que se va a poner en estos primeros seis meses para revertir la situación de la provincia y poner en orden las cuentas y generar trabajo para promover el crecimiento económico”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario