Economía

Naftas: con el precio atrasado 20%, siguen los problemas de abastecimiento

En sintonía con lo que declaró el presidente de YPF, los expendedores piden por aumentos graduales.

Se cumplió una semana desde que el Gobierno “descongelara” parcialmente el precio de los combustibles, que aumentaron 4%. Pero la medida, que generará más presión sobre la inflación, no modificó el escenario para las estaciones de servicio: muchas continúan con problemas de abastecimiento y otras cuentan con “cupos” mensuales. Además, advierten tanto estacioneros como petroleras, la suba no alcanza para cubrir el desfasaje que se generó en relación al tipo de cambio y el valor del crudo: un atraso en el precio que se estima en 20%.

“Ese 4% no vino a solucionar el problema de desabastecimiento que estamos teniendo. Las estaciones de servicios ‘blancas’, que no pertenecen a ninguna red, (son unas mil en todo el país) siguen sin producto y las de bandera siguen con cupo limitado. Es decir, sigue todo como antes, pero con el precio más caro. La idea era que haya un pleno abastecimiento, pero en ese sentido se descongeló sin sentido”, sostuvo a este diario Gabriel Bornoroni, de la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines (Fecac).

Miguel Gutiérrez, presidente de YPF, señaló en una exposición de Oil & Gas que la diferencia de valores entre el costo de producción y el de venta en surtidores es del 20%. Según dispuso el Gobierno nacional después de las PASO, el mercado de combustibles recuperaría la libertad de precios a partir del 14 de noviembre. “Tratamos de ir saliendo ya del congelamiento, el 4% de aumento que autorizó la semana pasada la Secretaría de Energía va en esa dirección y así como debe seguir. Es de esperar poder tener la oportunidad de hacerlo gradualmente hacia fin de año”, señaló el directivo de la petrolera.

Para las estaciones de servicio, el atraso es “algo superior al 20%”. “En algún momento hemos estados con un retraso del 25% y se fue aumentando de a poco. La salida va a ser la misma. De ninguna manera las petroleras van a aumentar todo junto el mismo 14 de noviembre”, agregó Bornoroni.

No es el congelamiento de precios el único desafío que afronta la industria en la actualidad. Según detalló Gutiérrez, existen dos problemas centrales: “El de los controles de precios y el tipo de cambio, y el de la reprogramación de la deuda. Y esto es muy importante para toda la cadena de valor. De la misma manera que queremos salir del congelamiento de precios lo más rápido posible, también es necesario salir del reperfilamiento de deuda porque para la industria es muy importante poder contar con el financiamiento necesario para sus inversiones”.

El litro de nafta súper de YPF en la Ciudad de Buenos Aires se paga actualmente $45,49, con un tipo de cambio mayorista de $56,87 y el barril de Brent a u$s62,04. Si se aplicara el 20% de un solo ajuste, el litro de súper treparía a $54,60, mientras que la versión Premium alcanzaría los $63.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario