Economía

Necxus: la crisis llegó a ventas online de electrodomésticos

La plataforma digital pidió la apertura del concurso preventivo de acreedores. Sufre por la caída de ventas y el alto endeudamiento.

La crisis que afecta a las grandes cadenas de electrodomésticos se extendió hasta el comercio online. La firma de e-commerce Necxus solicitó la apertura del concurso preventivo de acreedores, afectada por la caída de ventas y su abultada deuda bancaria.

La empresa especializada en electrodomésticos y herramientas de uso en el hogar se diferenciaba de sus competidores justamente porque su foco estaba en las grandes ofertas y cuotas que lograba ofrecer porque canalizaba todo en su plataforma web, con la ventaja de no tener que sostener los costos de una estructura física. Necxus cuenta sólo con una tienda física en Villa Devoto que en la práctica funciona más como un depósito de mercadería. Tan chica es su estructura que según los registros oficiales emplea en forma directa a 98 personas, muy lejos de los cientos de empleados que tienen las casas tradicionales del rubro.

Son los casos de Musimundo que en los últimos meses entró en concurso de acreedores, y de Ribeiro que viene trabajando con la Secretaría de Trabajo y los gremios, bajo el paraguas de Proceso Preventivo de Crisis. La primera cerró más de 20 puntos de venta y la segunda está trabajando en adaptar el negocio al nuevo paradigma, cuya transformación se aceleró debido al desplome generalizado del consumo interno.

Mientras tanto, otras cadenas como Frávega y Garbarino, por ahora lejos de la cesación de pagos, también están cerrando locales en distintos puntos del país.

Por su parte, Necxus -a pesar de su acotada estructura- está atravesando una situación económica complicada: actualmente posee 12 cheques rechazados por un total de $23,4 millones.

A su vez, y según el BCRA, ostenta una deuda bancaria de poco más de $936,5 millones con un total de 18 bancos. Hasta el momento, no entró en cesación de pagos y buscaría justamente con la apertura del concurso renegociar estos pasivos.

La situación financiera de Necxus no parece tan grave hasta el momento, incluso muestra buenos niveles de facturación. Según su último balance anual cerrado en junio del año pasado, sus ventas ascendieron a alrededor $1.325 millones, lo que presenta un crecimiento del 100% respecto al año anterior cuando había facturado $663 millones.

Lo mismo sucede con su ganancia después de impuesto que a junio de 2018 fue de $90 millones, mientras que a la misma altura de 2017 ascendió a $39 millones (subió el 132%).

Por supuesto que durante la segunda mitad de 2018 y lo que va de este 2019 se agravó la crisis en el sector de venta de bienes durables y la inflación tampoco dio tregua, por lo que los números de la firma lógicamente podrían haberse afectado.

En el mientras tanto la firma continúa operando normalmente, concretando la entrega de mercadería pautada e incluso durante el último fin de semana ofreció ofertas de hasta 18 cuotas sin interés.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario