Edición Impresa

Negociación por deudas tensa relación de las provincias con Nación

Sin acuerdo con La Pampa, Casa Rosada abrió puerta a una nueva judicialización. Además, el puntano Rodríguez Saá aguarda convocatoria de Macri, mientras santafesino Lifschitz espera fallo de la Corte.

La discusión entre Nación y las provincias por el pago de deudas avaladas por la Corte Suprema tensó las relaciones con los distritos opositores por la negativa de la Casa Rosada a llegar a acuerdos. Ayer se sumó un nuevo capítulo, con el fracaso de la reunión entre funcionarios del gobernador de La Pampa Carlos Verna (PJ) con el ministro Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano. En tanto, en San Luis Alberto Rodríguez Saá sigue esperando el llamado del presidente Mauricio Macri para una audiencia para determinar tiempos y forma de pago de $15.000 millones, mientras el santafesino Miguel Lifschitz tantea estrategias mientras espera la inminente resolución de los jueces supremos por un caso idéntico al puntano.

El round La Pampa vs. Nación no llegó a buen puerto, y el encuentro se terminó de forma abrupta. Los funcionarios se vieron las caras tras un fallo de finales de 2018 de la Corte Suprema que ordenó terminar con la quita del 1,9% en las remesas federales al distrito para financiar a la AFIP, y reintegrarle a las arcas locales lo ya descontado. Verna (al igual que el también peronista Rodríguez Saá) no firmó el Pacto Final de noviembre de 2017 y por lo tanto no desestimó sus litigios contra el Estado central. Santa Fe puso como condición resolver la deuda que, al igual que en el caso San Luis, se originó por la detracción de fondos coparticipables entre 2006 y 2015 para financiar a la Anses y la AFIP.

Plazos

De acuerdo a un comunicado del gobierno pampeano, y dentro del marco de los 120 días de plazo para ponerse de acuerdo con Nación para establecer un cronograma de pago, Garavano no aceptó el tipo de tasa para actualizar los $2.145 millones originales. “También surgieron diferencias en cuanto a la forma de pago, ya que desde el Gobierno nacional ofrecieron abonar el importe del juicio con obras viales y de aeropuertos, obras que por ser de jurisdicción nacional, deben realizar de todos modos”, dice el texto. El camino, ahora, será una nueva judicialización, tal como ocurrió con los casos santafesinos y puntanos.

En tanto, en San Luis siguen esperando el llamado de Nación para una audiencia. Tres semanas atrás la Corte estableció el monto definitivo y Rodríguez Saá espera la convocatoria para negociar. La Casa Rosada pretende estirar los plazos al máximo posible para que los pagos sean el año próximo, y no en este 2019 electoral. Sin embargo, el gobernador puntano ya dijo que es “respetuoso de los tiempos del Presidente”.

En Santa Fe, en tanto, aguardan la sentencia del máximo tribunal. Antes, había fracasado el intento de acuerdo, ya que Nación ofercía bonos en pesos a 12 años pero sin actualización por inflación. El monto, en este caso, rondaría los $60.000 millones. Y de no haber un acuerdo posterior la provincia incluso tiene la posibilidad de embargar cuentas nacionales.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario