Edición Impresa

Negocios y música, una experiencia innovadora

Una experiencia sinfónica enlazada por insight humano y tecnología de inteligencia artificial, con el fin de reflejar el verdadero sentimiento de los negocios. Su nombre es Sypmhonologie y fue creada por Accenture Strategy y presentada por una orquesta de 50 piezas, en una audiencia privada dentro de la reconocida pirámide del Museo Louvre. Esta novedad fue acompañada por la visualización de una galaxia inspirada en datos, que sucedía sincronizada con la música en tiempo real.

El proceso para la creación de esta pieza musical comenzó con la utilización de algoritmos, identificando los sentimientos que rodeaban el tratamiento de tópicos de negocios y tecnología, como pueden ser la internet de las cosas o la ciberseguridad. Esto fue traducido en partituras, las cuales fueron utilizadas de inspiración para una sinfonía de tres movimientos.

"Symphonologie revela, en una forma completamente nueva, las esperanzas, miedos, ambiciones y proyecciones del mundo actual de los negocios. Es un ejemplo fundamental de cómo la estrategia y la tecnología juntas pueden crear una nueva manera de mirar el mundo", declaró Mark Knickehm, presidente ejecutivo de Accenture Strategy.

Symphonologie comprende tres movimientos:

• Voces de negocios reflejan el estado del negocio en nuestro mundo digital, un paisaje de nuevos modelos y fluidas expectativas.

• La expansión de la tecnología trae a la vida la convulsión y disrupción dadas por las nuevas tecnologías digitales.

• Un nuevo mundo digital, el movimiento final, concluye la sinfonía con un promisorio paisaje propulsado por lo último en tecnología y negocios.

El resultado fue categorizado en 8 sentimientos y los datos fueron adaptados en elementos musicales como claves, tiempo, tono y duración de la nota.

La música se dispuso en un archivo MIDI y se le asignó un instrumento. Este archivo de audio permitió escuchar por primera vez la música de los negocios.

Los archivos de música fueron entregados al compositor Mathieu Lamboley, quien identificó los temas para crear una sinfonía alrededor de ellos. El objetivo fue mantener el espíritu de las melodías e intensificar los tonos emotivos, para dar la sensación de la modificación de sentimientos a lo largo de la pieza.

Por último, se interpretó la composición acompañada con una visualización de los datos analizados, para ayudar a transmitir la historia emocional construida.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario