Delta recortará cerca de 2.000 empleos más en octubre

Negocios

La aerolínea informó que es debido a que en los seis meses de pandemia solo recuperó el 25% de los ingresos. Cerca de 1941 pilotos perderían su trabajo.

La compañía Delta Air Lines licenciará a 1941 de sus pilotos en octubre a menos que pueda llegar a un acuerdo de reducción de costos con el sindicato de empleados, informó la compañía aérea.

Las aerolíneas estadounidenses que aceptaron 25 mil millones de dólares en ayuda federal tienen prohibido recortar empleos hasta el 30 de septiembre.

"Llevamos seis meses en esta pandemia y solo se recuperó el 25% de nuestros ingresos", dijo John Laughter, vicepresidente senior de operaciones de vuelo de Delta en un memorando a los pilotos.

Este verano, Delta advirtió a 2.558 de sus pilotos sobre posibles licencias. El número se redujo en más de 1.800 pilotos que tomaron paquetes de jubilación anticipada, pero Laughter advirtió que no es suficiente para evitar las licencias por completo.

"Con aproximadamente 11.200 pilotos activos todavía en la lista después de las salidas del 1 de septiembre (jubilación anticipada voluntaria), simplemente estamos sobrecargados de personal y nos enfrentamos a una decisión increíblemente difícil", escribió.

Virgin acordó plan de reestructuración

El plan de reestructuración de Virgin Atlantic, cuyo 49% pertenece a Delta Air Lines, recibió la aprobación de los acreedores de la aerolínea británica, duramente afectada por la crisis del transporte aéreo debida a la pandemia de coronavirus, anunció el martes la compañía.

"Hoy Virgin Atlantic ha dado un paso importante para salvaguardar su futuro, al obtener el apoyo abrumador" de los acreedores que validaron el plan casi al 100%, anunció la empresa en un comunicado.

El siguiente paso consiste en una audiencia en la Alta Corte de Londres el 2 de septiembre para aprobar la reestructuración, precisó la aerolínea.

Un día después debe tener lugar una audiencia de procedimiento en Estados Unidos para asegurar el reconocimiento del plan de reestructuración en ese país.

La compañía aérea había llegado a un acuerdo en julio para recaudar 1.200 millones de libras (1.575 millones de dólares, 1.335 millones de euros) en fondos privados para evitar la quiebra.

El multimillonario británico Richard Branson, su fundador y accionista mayoritario con el 51% del capital, aportará 200 millones de libras. El otro accionista, la compañía estadounidense Delta Air Lines, propietaria del 49%, también debe participar en el rescate.

En una audiencia judicial en agosto en Londres, el abogado de Virgin Atlantic explicó que la aerolínea podría quedarse sin fondos a finales de septiembre si no se aprobaba el plan de recapitalización, dado el colapso del tráfico aéreo.

Especializada en vuelos transatlánticos, la compañía ha reanudado gradualmente sus vuelos a Estados Unidos y Asia desde el 20 de julio. Ya ha anunciado la pérdida de 3.000 puestos de trabajo y el cierre de sus actividades en el aeropuerto londinense de Gatwick.

Virgin Atlantic decidió recurrir a inversores privados tras fracasar en su intento de obtener un rescate público en el Reino Unido.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario