Louis Vuitton compra "Sewelo", el segundo diamante más grande del siglo

Negocios

La empresa francesa adquirió la piedra por una suma que no fue revelada. Había sido encontrada en Botswana en abril pasado.

Un enorme diamante encontrado en Botswana en abril pasado fue adquirido por la casa de moda de lujo francesa Louis Vuitton por una suma no revelada, mientras, según informes del periódico Financial Times, la piedra preciosa de 1.758 quilates es la segunda más grande del siglo.

El diamante fue llamado Sewelo, que significa "hallazgo raro" en el idioma tswana hablado en el país africano, y proviene de la mina Karowe, en Letlhakane, en el centro de Botswana, propiedad de la empresa Lucara Diamond Corp.

La decisión de Louis Vuitton de comprar el diamante señala las crecientes ambiciones de la casa de moda en joyería de alta gama, informa el Financial Times.

No se trata del primer hallazgo excepcional, dado que, en noviembre de 2015, en la misma mina, fue encontrado un diamante de 1.109 quilates, del tamaño de una pelota de tenis, llamado idioma tswana The Lesedi Rona, que significa "nuestra luz", que fue seguido por una gema de 374 quilates, que permaneció sin nombre, y un diamante de 812.77 quilates llamado The Constellation.

Más que suerte, como se podría pensar, se trata de una previsión por parte de la sociedad Lucara, que, después de haber recuperado un diamante de 239 quilates, dos años antes preveía la existencia de grandes piedras en el sitio.

Entonces, la compañía canadiense compró una máquina de rayos X mucho más potente que su equipo tecnológico anterior, para eliminar la posibilidad de que los diamantes grandes sean aplastados en el delicado proceso de su descubrimiento.

Por lo tanto, esta inversión reemplazó la práctica que prevé la descomposición de cualquier mineral de kimberlita a 30 mm antes de ser probado por una máquina que ve su densidad y sí contiene diamantes.

El salto tecnológico decidido por Lucara, por lo tanto, está dando sus frutos. La gema "The Constellation", de hecho, se vendió por 63,1 millones de dólares.

Es de apostar que el diamante vendido a la casa de moda Louis Vuitton, más del doble del tamaño, ha superado con creces esta cifra, así como de esperar otros hallazgos en formato adicional de estas piedras preciosas. (ANSA).

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario