La crisis sigue golpeando a McLaren y ahora analiza vender su cuartel central

Negocios

La automotriz ya debió recurrir en los meses anteriores a recortes salariales y despidió a más de 1.200 trabajadores.

La crisis del coronavirus sigue golpeando con fuerza a muchas empresas del mundo y la automotriz McLaren es una de las más afectadas.

En los meses anteriores debió apelar a recortes salariales y despidió a más de 1.200 trabajadores. Incluso el fondo soberano de Bahrein, principal accionista de McLaren, tuvo que invertir u$s400 millones para reforzar la situación económica.

Pero McLaren sigue en crisis, anunció que dejará por el momento su apuesta por el ciclismo y, en busca de liquidez, está analizando la venta de la sede central, un emblema de la compañía por su tecnología.

El candidato a comprar las oficinas es el fondo de inversión Brookfield, que abonaría alrededor de u$s260 millones.

Aunque McLaren no se resigna a perder sus cuarteles centrales y la operación que están planteando una “compra-alquiler”, en la que Brookfield o el grupo comprador estaría obligado a alquilarlo a McLaren.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario