La histórica cadena de supermercados Fairway se declaró en bancarrota en EEUU

Negocios

La empresa cuenta con 14 locales en todo el país. Según prensa local, cuenta con una deuda de u$s170 millones.

Fairway, la histórica e icónica cadena de supermercados en Nueva York, se declara en bancarrota y por ello anunció que cerrará sus 14 tiendas, incluida la tienda insignia en Broadway en el Upper East Side de Manhattan.

Según el New York Post, la cadena acumuló más de 170 millones de dólares en deuda, en parte debido a los costos de alquiler. La tienda sola cuesta seis millones de dólares al año.

La agencia Bloomberg dio a conocer que los directivos de la cadena buscan negociar una venta para evitar el cierre de todas las tiendas. Village Super Market, dueña de la cadena ShopRite aparece como una de las posibles compradoras de algunos de los activos de Fairway. De todas maneras, el mecanismo de venta debería realizarse con la venia de un tribunal.

La historia de Fairway se remonta a 1933, cuando la familia Glickberg abrió un modesto supermercado en el Upper West Side, un barrio muy poblado de judíos. En ese momento, solo vendía frutas y verduras a precios asequibles. En los años 90 comenzó a abrir cafeterías en el interior de algunos puntos de venta y también a comercializar otros productos.

En los últimos años, la crisis se posó sobre Fairway debido a los altos costos de alquiler y producto de la aparición de nueva competencia en el rubro como Whole Foods, Trader Joe´s y Fresh Direct.

En 2016, la cadena de supermercados se acogió al Capítulo 11 de la ley de bancarrotas tras perder dinero luego de la oferta pública realizada en 2013. A partir de entonces pasó a control de los prestamistas Brigade Capital y Goldman Sachs, quienes comenzaron a solicitar ofertas para una posible venta. El fondo de inversión Blackstone poseía una parte del capital a través de GSO Capital Partners, luego de la primera quiebra hace cuatro años, pero luego se desprendió de la misma.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario