Economía

Nestlé está interesada en adquirir activos en Brasil y Argentina

La devaluación de las monedas abarató el precio de compra de algunas compañías de la región. Buscaría empresas pequeñas y medianas.

La multinacional Nestlé está analizando proyectos de inversión en Latinoamérica, más precisamente la compra de activos en Brasil y la Argentina que hoy le resultan “económicos” luego de la depreciación de las monedas de ambos países.

“Exploramos nuevas oportunidades constantemente”, dijo a la agencia Bloomberg, Laurent Freixe, quien lidera el negocio de Nestlé en América. “Siempre hay algunas empresas que están bajo escrutinio, pero en este momento no tenemos ningún acuerdo en el radar”.

Sin embargo, debido al debilitamiento de las monedas frente al dólar durante el último año en países como Argentina, Brasil y México, “los activos son ahora más baratos en las divisas”, dijo Freixe.

“La región probablemente generará una serie de compañías de alimentos que pueden convertirse en marcas que devenguen varios cientos de millones de dólares en ventas anuales”, comentó el ejecutivo.

Así es que si bien por el momento no hay una adquisición concreta en marcha, este escenario también abre una luz de esperanza para sectores argentinos necesitados de inversión como la industria láctea o el de la producción de alimentos.

En los últimos años Nestlé ya no puede sólo considerarse una compañía dedicada al sector lácteo y sus derivados, ya que ofrece café con su línea de gran repercusión mundial Nespresso, aguas con marca propia, hasta alimentos envasados para niños y bebés.

En la Argentina tiene siete plantas de producción, y emplea en forma directa a alrededor de 1.900 personas. Además, está muy bien posicionada en el mercado de lácteos, aguas y alimento para mascotas.

Otra cuestión a tener en cuenta, siguiendo de cerca las últimas inversiones de la firma, es que todo lo relacionado a alimentos orgánicos o más naturales y las proteínas vegetales ocupan un rol clave en la estrategia a futuro de Nestlé y quizás aquí la Argentina tendría que adaptarse a lo que el mundo está demandando

Respecto a la situación económica particular de la Argentina, Freixe adelantó que es probable que apliquen estándares contables de hiperinflación a sus operaciones locales -las cuales representan cerca del 0,5 % de sus ventas totales- durante un par de años, hasta que las reformas económicas del gobierno actual rindan frutos. “Confiamos en que próximamente veremos a Argentina regresar a su crecimiento si estas políticas se aplican y se mantienen en el tiempo”, concluyó.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario