Edición Impresa

Néstor Marconi abrió el Festival Mundial del Tango

El Festival Mundial de Tango Buenos Aires abrió ayer con una edición que destacará la vigencia de los grandes maestros y los aportes de las nuevas tendencias, con la ya habitual competencia de danza con participantes internacionales. Más de 2.000 artistas nacionales y del mundo tomarán parte en el festival, que contará con 130 conciertos, clases de baile, muestras de arte y fotografía y un "micrófono abierto" para nuevos intérpretes del tango, en 40 sedes distribuidas por la Ciudad. Con la dirección artística de Gabriel Soria, la edición 2018 fue inaugurada con un concierto de Néstor Marconi y distintas generaciones del tango en la Usina del Arte. El bandoneonista y compositor, de 76 años, protagonizó un encuentro con músicos de diversas edades y luego tocó con su quinteto.

El cruce generacional también se reflejará con un diálogo entre el hip hop, el rap y el tango, y también con la literatura y el lunfardo. Durante el festival funcionará además la Milonga del Salón Mayor de la Usina del Arte, donde el público podrá bailar tangos y milongas en sus pistas, con DJ invitados de distintas generaciones y estilos musicales. Las milongas se expandirán en espacios no tradicionales, como el aeropuerto de Ezeiza, estaciones de subte y terminales de tren, como la estación Retiro. El Mundial de Tango, la competencia de danza, contará con la participación de más de 600 parejas, varias de ellas del mismo sexo afirmando una tendencia que comenzó hace ya varios años. La competencia se dividirá en Tango de Pista -el más tradicional y milonguero- y Tango Escenario -más al gusto internacional-. Las finales se celebrarán en el Luna Park en el marco de conciertos especiales, como el que brindará Gabriel Mores en un homenaje a su abuelo Mariano, a 100 años de su nacimiento, y el de Franco Luciano con Amelita Baltar como invitada especial, que celebrará sus 50 años con el tango.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario