Edición Impresa

Netflix, del dvd al streaming: el guión de su propia historia

El puntapié inicial para crear lo que hoy es la plataforma de series y películas más importante del mundo surgió en 1997. ¿Pero qué pasó a lo largo de estos últimos 22 años? Crecimiento sin igual de una empresa sin fronteras.

Todo acto fortuito puede ser el disparador para lograr un gran éxito. Al menos así lo demostró el gigante de Netflix. Si bien hoy cuenta con 151 millones de usuarios en todo el mundo, la empresa comenzó con unos pocos suscriptores y muy alejada de ser lo que es hoy la plataforma online.

La anécdota más popular cuenta que todo comenzó en 1997, cuando su actual director ejecutivo, Reed Hastings, alquiló la película Apolo 13 en Blockbuster. Sin embargo, un olvido en la devolución hizo que tuviera que pagar una multa de 40 dólares. El hecho le generó malestar, pero también, la brillante idea con la que daría el puntapié inicial para crear lo que es actualmente la plataforma de streaming más importante del mundo.

Así comenzó una pequeña empresa de alquiler de DVD por correo llamada Netflix, la que no tuvo miedo de competir con gigantes como Walmart, Amazon y Blockbuster.

Lo novedoso de aquel Netflix de los años 90 es que cobraba a sus clientes una tarifa mensual por un número ilimitado de alquileres de películas y, por supuesto, no había ningún tipo de penalización en caso de olvidos. Sin embargo, tras los primeros meses, casi nadie alquilaba películas, por lo que el negocio terminó centrándose en la venta.

Hastings cofundó la empresa junto a Marc Randolp, quien finalmente dejó su puesto en 2004.

Graduado en la carrera de ingeniería en informática y con un posgrado en inteligencia artificial, años después este visionario sabía que era necesario mutar hacia con rapidez hacia internet. Allí es donde se debía estar.

Así, lo primero que se propuso fue una alianza con Blockbuster para fusionar ambas empresas y expandir el negocio. Sin embargo, Blockbuster rechazó la propuesta, y hoy lo lamenta. La que supo ser una de las compañías más importantes del mundo audiovisual no supo ver a futuro, se declaró en bancarrota en 2010, se redujo a 300 locales y luego cerró 299. Al día de hoy, sólo queda un local de Blockbuster en todo el mundo ubicado en Oregón, Estados Unidos, dedicado a aquellos amantes del pasado que todavía gozan del ritual de ir a alquilar un casete o un blueray. Este local ya queda como una reliquia, recibe turistas que van a conocerlo por el simple de hecho de ser el único sobreviviente a nivel global.

Cine

Sin embargo, las alas de Netflix siguieron volando. Tal es así que hoy, más de 20 años después de haber sido creada, cuenta con una infraestructura, oficinas y empleados en ciudades como París, Londres, Ámsterdam y San Pablo, entre otras, y por supuesto, su corazón central late a tan sólo una hora de San Francisco, en Los Gatos, California, Estados Unidos.

Allí se encuentra la sede central. Se trata de oficinas abiertas, aireadas, vidriadas, de estilo compartido. Según su CEO, sus principales valores para formar parte de esta gran familia deben ser: tener juicio, comunicación, impacto, curiosidad, innovación, coraje, pasión, honestidad y trabajo en equipo.

Es allí, en Los Gatos, donde se cranea la revolución del streaming, que ya se metió en los hogares de más de 151 millones de personas en 190 países distintos. Con series de televisión, documentales, películas en una variedad de géneros e idiomas, Netflix logra acercar al mundo a lugares desconocidos.

Sus números hablan: al cierre de su año fiscal 2018 la compañía ganó 1,211 millones de dólares, 116% más respecto a los resultados obtenidos en el año anterior.

Con el tiempo, la marca se fue haciendo más fuerte. Conquistó fronteras impensadas y hoy está en todo el globo. Eso sí, la competencia es un desafío.

Cine

¿Las memorias?

Su creador menos reconocido, Marc Randolph, escribió un libro que será presentado el mes que viene en Estados Unidos titulado: That Will Never Work: The Birth of Netflix and the Amazing Life of an Idea (“Eso nunca funcionará: el nacimiento de Netflix y la increíble vida de una idea”). Según informó la revista Forbes, el libro incluye historias y anécdotas sobre el surgimiento de Netflix.

Ahí asegura que no solo pensó junto a su exsocio un servicio de alquiler y venta de dvd por correo, sino varias otras ideas que fracasaron como bates de baseball personalizados o un ser- vicio de delivery de champú. La moraleja para los emprendedores es clara: no hay que desalentarse.

La pelea en el mercado

La guerra del streaming comenzó en Latinoamérica. Tanto Disney como Apple TV anunciaron que lanzarán su plataforma de streaming con contenido exclusivo, logrando así un agresivo plan de expansión cuyo principal competidor será nada más y nada menos que el gigante de Netflix.

Disney Plus llegará el 12 de noviembre a Estados Unidos y se espera que desembarque en Latinoamérica y Europa del Este a partir de octubre 2020, según anunció recientemente la compañía. Como era de esperar, Netflix dejará de ofrecer material de Disney y sus otras compañías como Marvel, Pixar o StarWars.

Por su parte, Apple TV Plus incluirá acceso a diferentes programas producidos por la empresa así como a otro tipo de contenido.

“Diseñamos una nueva experiencia de TV donde puedes pagar sólo los canales que desees, todos en una aplicación, con la contraseña que ya tienes”, aseguró Peter Stern, vicepresidente de Servicios Apple. “Mirá todo a pedido y sin publicidad. Descargá tus shows para llevar a cualquier parte. Disfruta de la mejor calidad de imagen y sonido disponibles”, añadió.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario