Anticipos y emergencia

Novedades Fiscales

Hoy comienzan los vencimientos para el pago de los anticipos de Ganancias de las personas jurídicas que cerraron su ejercicio el 31/12/19 y que presentaron su declaración jurada a fines de mayo. Por su parte, las personas humanas y sucesiones indivisas, para quienes se prorrogó el vencimiento general de las declaraciones de Ganancias y Bienes Personales para el mes de julio, deberán abonar los anticipos a partir del mes de agosto.

Estas obligaciones configuran, frente a la pandemia y sus efectos económicos, un esfuerzo que no todos pueden cumplir considerando la falta de ingresos que se está verificando. Si bien existe un régimen opcional de pago de anticipos que permite su reducción o eximición, esa opción recién puede ejercerse a partir del quinto anticipo para las sociedades y desde el tercero para las personas humanas, salvo que el ingreso de los anticipos exceda en más del 40% la obligación final del próximo ejercicio, en cuyo caso podrá optarse desde el primer anticipo. No obstante, ante el estado de fuerza mayor, la merma o inexistencia de ventas hace proyectar una considerable reducción del impuesto para el período fiscal porvenir con un agravante, la carencia de un flujo de fondos que permita adelantar el impuesto futuro.

Las empresas deben pagar 10 anticipos, pero el primero es del 25% del impuesto determinado (el resto 8,33%) lo que implica un esfuerzo difícil de afrontar en la coyuntura. Para las personas humanas son 5 anticipos del 20%. Así las cosas, se hace necesario una revisión del régimen de anticipos vigente pues sin alguna medida adecuada se convertirá en incumplidor al contribuyente cuando el origen es la imposibilidad de pago que provoca el estado excepcional en que cayó la economía en este marco.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario